La moda se reinventa gracias a la Ciencia
La moda se reinventa gracias a la Ciencia. (FOTO: ARCHIVO)

Cuadros, lunares, colores oscuros o pastel marcan la diferencia entre unas prendas y otras en la actualidad. Sin embargo, en un futuro no muy lejano será la composición del tejido lo que nos separe. El algodón o la seda tienen poco que hacer contra la 'nanofibra' que, por ejemplo, permite cambiar el color de la ropa que llevemos.

Protege de gripes, ataques bacterianos y de la contaminación

Este tejido, que ha sido desarrollado en la Universidad de Cornell (EEUU) y que, como todos los avances tecnológicos, primero ha tenido un uso militar, sirve también para proteger a quien lo lleve de gripes, bacterias y hasta de la contaminación.

Tejidos inteligentes

De momento tienen un coste elevado (hasta 6.000 euros por prenda) pero se espera que en cinco años lleguen al mercado. Uno de los profesores encargados de su desarrollo, Juan Hinestroza, ha visitado la Universidad de Cataluña y asegura que "si tienes una camisa de este tipo que es blanca y no tienes tiempo para cambiarte, la puedes convertir en negra tan sólo con una aplicación de un campo magnético o eléctrico".

El precio y la complejidad del proceso, que conlleva aplicar micropartículas de plata o nanopartículas cargadas de electricidad estática, aún no está accesible para las grandes marcas. Sin embargo, algunas ya han mostrado su interés, en especial por una aplicación comercial interesante: pueden crear señales que impiden la falsificación.