¿Por qué no deberías cocinar la carne recién sacada de la nevera?

Carne cruda.
Carne cruda.
EUROPA PRESS

Comprar, conservar y cocinar los productos frescos siempre trae quebraderos de cabeza, sobre todo, a aquellas personas que no son muy aficionadas ni a la cocina ni a cocinar.

Respecto a la carne, tan importante es elegir un buen producto a la hora de hacer la compra, como conservarlo luego en casa para que no se estropee y seguir una serie de consejos para cocinarlo. Entre esos consejos está el de no cocinar directamente la carne tras sacarla de la nevera. 

¿Por qué no hay que cocinarla tras sacarla de la nevera?

El ritmo de vida frenético que se lleva hoy en día hace que muchas veces se descuiden algunos aspectos básicos en el hogar. Un ejemplo claro se da en la cocina, a la que hay que dedicar tiempo para conseguir buenos resultados. 

Un consejo a la hora de cocinar la carne es no hacerlo directamente después de haberla sacado de la nevera. Lo más recomendable es dejarla alrededor de 10 minutos fuera de la nevera para que coja la temperatura ambiente. 

El motivo de esto es que cuando sacamos la carne de la nevera y la cocinamos a altas temperaturas, no se va a hacer de forma homogénea. Así, si dejamos que tome una temperatura uniforme en todas sus partes, se va a notar que se cocina de una forma más uniforme. 

Lo mismo sucede cuando se saca la carne del congelador. Tratar de cocinarla así no es aconsejable, ya que al someterla de golpe a altas temperaturas va a hacer que por fuera se descongele y se cocine rápido pero, por dentro, puede que quede cruda e, incluso, congelada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento