Estallan en el arcén de la N-V y la N-IV dos bombas tras una llamada a Gara en nombre de ETA

Una bomba estalló el viernes poco después de las 18.00 horas en el arcén de la carretera N-V, a la altura de la localidad toledana de Maqueda, y otra en la N-IV, cerca de la villa de Puerto Lápice, en Ciudad Real, tras una llamada a Gara en nombre de ETA. Las explosiones fueron de escasa intensidad y no causaron daños personales. El tráfico, en plena operación salida, se vio seriamente afectado.
El tráfico ya ha sido restrablecido
El tráfico ya ha sido restrablecido

Las explosiones causaron el corte de ambas carreteras, aunque en la A-5 el tráfico se restableció a las 19.00 horas, y en la A-4, una hora después.

Un comunicante anónimo que hablaba en nombre de ETA había anunciado al diario "Gara" que se producirían sendas explosiones, la primera a las 18.00 horas en el kilómetro 75 de la A-5 y la segunda 15 minutos después en el kilómetro 132 de la A-4, en Puerto Lápice (Ciudad Real), aunque finalmente se registró en Madridejos, a un kilómetro de distancia.

La banda terrorista ya aprovechó otra operación especial de tráfico, con motivo del Puente de la Constitución en diciembre pasado, para colocar cinco artefactos explosivos en otras tantas gasolineras de varias carreteras de salida de Madrid.

El ministro del Interior, José Antonio Alonso, condenó esta última acción terrorista de ETA y se mostró convencio de que la intención de la banda era "perturbar la tranquilidad de los miles de ciudadanos que se disponen a disfrutar de sus vacaciones".

Las explosiones se produjeron al día siguiente de la detención de cuatro presuntos etarras en Francia.

MÁS INFORMACIÓN:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento