El realismo pastelero de Ben Cullen, un tatuador reconvertido a 'rey de las tartas'

Una de las creaciones de The Bakeking
Una de las creaciones de 'The Bakeking'
Ben Cullen

Se llama Ben Cullen, pero el nombre artístico de este inglés explica mucho mejor su oficio: The Bakeking, el rey de las tartas. Y basta ver una pequeña muestra de las creaciones  de este tatuador reconvertido a pastelero artístico para entender que no exagera.

Unos bizcochos, chocolate, unas cuantas toneladas de fondant y algunas horas es todo lo que necesita para convertir casi cualquier cosa en una tarta de lo más realista. A veces incluso demasiado.

Nada es lo que parece. O, mejor dicho, da igual lo que parezca porque, al final, un corte del cuchillo demostrará que tras esa ensalada, hamburguesa, chuleta o incluso su brazo hay una tarta.

Salta a la vista que las frutas y los platos se le dan bastante mejor que los retratos o que los objetos, que pueden recordar más a esas tartas con forma de lo que sea que en los últimos años se han vuelto más o menos populares y que incluso protagonizan varios shows de televisión.

Tal y como puede verse en algunos de los vídeos en los que se le ve trabajando, a partir de una base con varias capas de bizcocho y chocolate, le de va dando forma, se cubre con fondant blanco y se pinta con un aerosol de pinturas comestibles. De hecho, esta parece ser la pieza clave de tanto realismo pastelero.

Y, al final, la pregunta de siempre: además de ser espectaculares, ¿estarán ricas?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento