Cuánto dura en realidad cada alimento en la nevera antes de ponerse malo

  • ​Hay que tener en cuenta que estos tiempos se refieren a refrigeración y no a lo almacenado en el congelador.
Una mujer busca alimentos en su nevera.
Una mujer busca alimentos en su nevera.
GTRES

Estamos en época de grandes cenas y comidas en casa. Unos días en los que la nevera se llena de más alimentos de lo habitual y en la que suelen entrar muchas sobras de grandes festines celebrados en familia o entre amigos. Por eso, es importante tener claro cuánto nos puede durar cada tipo de alimentos en la nevera antes de ponerse malo.

Ciñéndose a la refrigeración y no al congelador, los tiempos de algunos alimentos que se almacenan se recortan de manera muy considerable. Un claro ejemplo son las carnes y pescados, que congelados pueden aguantar meses en el congelador.

Desde Gizmodo han elaborado una lista con los alimentos más habituales en la nevera y qué tiempo pueden aguantar refrigerados, de manera que quede claro que si guardas sobras de un restaurante sepas que puedes almacenarlas refrigeradas en un tupper entre dos y cuatro días, si te sobraron huevos de una comida sepas que pueden aguantar entre tres y cinco semanas, etc.

Mencionados ya los ejemplos de las sobras de un restaurante y unos huevos, otros alimentos habituales en una nevera suelen ser las carnes y los pescados. Si no van al congelador y se opta por refrigeración, las carnes crudas de vaca, cerdo u oveja suelen aguantar entre tres y cinco días y los pescados, apenas un día si es fresco y hasta tres o cuatro si está cocinado. En el caso de pollo y pavo, suele ser de uno o dos días.

En el caso de los quesos, una semana si son cremosos y entre tres y cuatro semanas en caso de más curados. Entre las salsas más habituales habrá que diferenciar entre ketchup (más de seis meses) o mayonesa (unos dos meses). La mantequilla alrededor de 30 días evitando que esté cerca de la puerta de la nevera para que no sufra cambios bruscos de temperatura.

Si lo que refrigeras son verduras, estas suelen aguantar entre cuatro y seis días. La leche abierta alrededor de una semana. Los yogures entre 28 y 35 días, aunque si se alarga tanto el tiempo en la nevera siempre es aconsejable comprobar que no tienen un olor fuerte ni un sabor ácido.

Si se guardan caldos y sopas se podrá hacer entre tres y cuatro días. Y si se mete una botella de vino abierta debes saber que se empezará a echar a perder en un plazo de entre tres y cinco días.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento