Los Peugeot 208 y 2008 estrenan la nueva generación del i-Cockpit

El Peugeot i-Cockpit incorpora novedades en cuanto a ergonomía y visualización de la información en un puesto de conducción que se ha convertido en toda una seña de identidad para la marca.
El Peugeot i-Cockpit incorpora novedades en cuanto a ergonomía y visualización de la información en un puesto de conducción que se ha convertido en toda una seña de identidad para la marca.
Peugeot

Los nuevos Peugeot 208 y 2008 llegan con una nueva generación del Peugeot i-Cockpit, que incorpora novedades en cuanto a ergonomía y visualización de la información en un puesto de conducción que se ha convertido en toda una seña de identidad para la marca.

En el nuevo Peugeot i-Cockpit 3D la espectacularidad del diseño se pone al servicio de la claridad en las informaciones que recibe el conductor. Los datos aparecen justo en su campo de visión en dos niveles de lectura. En la pantalla elevada, se proyectan como un holograma dinámico: se acercan a la vista en función de su importancia o urgencia. De este modo, el tiempo de reacción se reduce alrededor de medio segundo, un tiempo que puede resultar crítico en muchas circunstancias. En la parte central, justo encima de los toggle switches, la pantalla táctil está disponible en 5, 7 o 10 pulgadas, según el nivel de acabado o las opciones elegidas.

El Peugeot i-Cockpit 3D también está presente en la alternativa 100% eléctrica y cero emisiones de estos modelos. Tanto en el Peugeot e-208 como en el Peugeot e-2008, los flujos de energía del vehículo se ven en la pantalla central, lo que permite entender el modo de funcionamiento del sistema de propulsión y detectar posibles incidencias.

Más allá de la información visual, el Peugeot i-Cockpit también es una forma de concebir el interior del vehículo. El habitáculo forma un espacio envolvente alrededor de todos los ocupantes, mientras que los asientos delanteros conjugan un excelente confort con una sujeción perfecta.

En cuanto a las sensaciones, se han utilizado materiales agradables al tacto y se han cuidado especialmente las uniones entre los distintos elementos. Para asegurar una conducción confortable e intuitiva, los mandos táctiles se han situado en lugares óptimos en cuanto a ergonomía y facilidad de uso.

El volante compacto asegura la máxima maniobrabilidad y convierte la conducción en una experiencia diferente. Al exigir una menor apertura de los brazos, se reduce la amplitud de los movimientos, lo que refuerza la rapidez y la agilidad del conductor, ofreciéndole además una posición más relajada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento