Si tú duermes en casa… ¿por qué duerme tu coche en la calle?

Las razones para disponer de una plaza en un garaje son de muy diversas y el mercado permite tanto comprar como alquilar.
Las razones para disponer de una plaza en un garaje son de muy diversas y el mercado permite tanto comprar como alquilar.
20minutos | Pixnio

Puede parecer una tontería, pero tener una plaza de parking da más alivio que molestias. Los coches que se aparcan en garaje, por lo habitual, aguantan en mejores condiciones durante más tiempo que los vehículos estacionados a la intemperie.

Las razones para disponer de una plaza en un garaje son de muy diversas y el mercado permite tanto comprar como alquilar, con sus ventajas y desventajas. Adquirir en propiedad una plaza de parking puede ser una inversión rentable a largo plazo aunque los precios hayan subido en algunas ciudades como Madrid.

Ahorrar tiempo (e incluso dinero)

¿Cuánto rato has estado dando vueltas buscando aparcamiento al llegar del trabajo? Reconozcámoslo, encontrar un hueco en la calle para aparcar el coche es una de las peores tareas que te esperan al volver a casa. La solución es muy sencilla: una plaza de garaje que te evite horas dando vueltas. Madrid y Barcelona se llevan el primer puesto en dificultad para aparcar, problema que disminuye con el tamaño de la ciudad.

Otra ventaja del garaje es que tu póliza de seguro te costará menos si acreditas tener una plaza de parking. Esta bonificación será diferente dependiendo de si el sitio es compartido con otros vehículos o no. Si tienes una plaza individual y privada para tu coche, mejor.

Es cierto que, como todo, tener garaje supone un gasto a menos que seas de esos afortunados que tiene la plaza incluida con el piso (tanto si es comprado como de alquiler). De todas formas, te conviene hacer un balance. Pese a que los precios se encarezcan, algunos estudios de mercado señalan que comprar un sitio en un parking tiene una rentabilidad de entre el 4% y el 7%.

Los precios del alquiler varían mucho según las ciudades. Por ejemplo, en Barcelona una plaza de garaje cuesta alrededor de los 100 € y en Madrid llega a los 161€. En localidades como Ciudad Real, Zamora o Castellón el precio ronda los 45-55 euros mientras que en Zaragoza sube a los 77 y en Sevilla a los 93 €. Rastrea el mercado de tu ciudad con páginas como Aparcalia, que te permiten buscar incluso por código postal, y ya verás cómo tu coche te lo agradecerá.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento