¿Crees que la cocina mexicana es difícil?

  • La chef Rita Sánchez demuestra su sencillez con una clase práctica.
  • Productos de la huerta componen muchos de sus platos.
  • En menos de veinte minutos: unas fajitas de pollo.
Un plato típico: fajitas de pollo.
Un plato típico: fajitas de pollo.
"La cocina mexicana no sólo es sana y natural sino que además puede ser ligera, y tiene muchas alternativas para los vegetarianos". Así nos aclara algunos de los falsos mitos en torno a la cocina del país de los mariachis, Rita Sánchez, chef del restaurante mexicano más popular de Madrid y probablemente de nuestro país, la Taquería del Alamillo. Y añade, respecto a lo laborioso de su preparación: "hay una parte de la cocina mexicana muy elaborada, es cierto, pero hay otra, muy sencilla".

No se queda en la teoría esta cocinera, y pasa a la acción rápidamente, para demostrarnos que se puede preparar un buen plato de cocina mexicana en menos de veinte minutos. Eso sí, hace uso de algunos de los productos ya preparados de Old El Paso, motivo del curso de cocina mexicana rápida que nos ofrece Rita.

"Hay una parte de la cocina mexicana muy elaborada, es cierto, pero hay otra, muy sencilla"

Una pechuga de pollo cortada en tiras, un par de pimientos también cortados en tiras y cebolla picada le bastan para preparar unas deliciosas (las probamos) fajitas, elaboradas con tortillas de harina de Old El Paso. A propósito de las tortillas, Rita Sánchez especifica cuándo han de usarse las de trigo y cuándo las de maíz. Las primeras deben usarse cuando se quiera resaltar el sabor del contenido, puesto que la tortilla de maíz puede apagarlo ligeramente.

Lo primero que hace Rita es pasar los ingredientes por la sartén mientras va ofreciendo otras alternativas: añadir vino blanco o queso de fondue o un poco de tomate picado, o todo ello. Y si se quiere una fajita mixta, se puede mezclar la pechuga de pollo con un filete de ternera.

Pasados los diez minutos prometidos, el relleno de las tortillas, que calienta apenas unos segundos en una sartén de tefón, y mientras va rellenando las tortillas, nos da el truco para el toque final perfecto: mezclar salsa de tomate (aunque una gran variedad en Old El Paso) con limón exprimido.

Otro de los trucos que nos enseñan, aunque éste ya no es de la chef, sino de uno de los cocineros que siguen mostrándonos la sencillez de algunos platos mexicanos (fajitas de gambas y guacamole, fajitas de ternera y pimiento, flauta de pollo con pimientos), es untar un poquito de guacamole para sellar así la fajita y que no se nos deshaga.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento