Los 'likes' de Instagram
Imagen de archivo. PIXABAY

Un fallo de seguridad en Facebook e Instagram permite a los seguidores de cuentas privadas en ambas redes sociales acceder a la URL de la foto o vídeo publicado por el usuario y hacer públicos los contenidos subidos de forma privada.

Aunque la compañía de Mark Zuckerberg defiende que este problema es el mismo que existe con las capturas de pantalla, un estudio realizado por BuzzFeed ha revelado que los seguidores de cuentas privadas pueden acceder al contenido subido de éstas a través del código HTML del navegador. Al poder llegar hasta los vídeos y las fotos, también se podría compartir esos archivos (a priori privados) o incluso descargarlos en un dispositivo.

Este método también funciona con los stories de Instagram, de las que se puede conseguir la URL hasta dos días después pasadas las 24 horas que duran en la aplicación.

"El comportamiento descrito aquí es el mismo que hacer una captura de pantalla de la foto de un amigo en Facebook e Instagram y compartirlo con otras personas", aseguró un portavoz de Facebook a Europa Press.

Error de privacidad

Otro problema con esto es que el usuario de la cuenta privada no puede saber si han cogido su contenido y ha sido publicado en internet a no ser que lo encuentre navegando en la web.

Ante este estudio, Facebook ha destacado que la única forma de que alguien realice este método es siguiendo al usuario en cuestión, es decir, si no se expone públicamente, el contenido solo queda a merced de los seguidores de la cuenta y amigos (en el caso de Facebook).