Teclado
Teclado de un ordenador. ORANGEACID
Muchos teclados de ordenadores pueden reunir más bacterias que el asiento de un váter (wc), según un análisis publicado en la revista de informática Which? Computing Magazine.


Los investigadores analizaron treinta teclados en las oficinas de la propia revista y descubrieron bacterias capaces de causar desde diarrea hasta intoxicaciones por alimentos.

Las bacterias pueden proceder de restos de comida de los trabajadores
Entre las bacterias que descubrieron está la llamada escherichia colli, que puede causar gastroenteritis e infecciones de las vías urinarias, así como el estafilococo áureo, vinculado a distintos tipos de infecciones, y enterobacterias, que pueden producir envenenamiento.

A continuación examinaron la tapa de un baño de la misma oficina y descubrieron que estaba más limpia que muchos de los teclados.

Los investigadores culparon de la suciedad de los teclados al hecho de que los trabajadores no tienen a veces tiempo para sentarse a comer en otra mesa y lo hacen mientras manejan los teclados. De esa forma permiten que las migas caigan entre las teclas y que proliferen luego las bacterias.

Un reciente sondeo entre 4.000 empleados de oficinas indicaba que uno de cada diez trabajadores nunca limpiaba el teclado y que un 20% tampoco limpiaba el ratón. Los expertos recomiendan sacudir el teclado para eliminar las migas y el polvo y pasar luego un trapo.