Basura
Basura Vídeo ATLAS

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha hecho un llamamiento a hacer una "compra responsable" ante el reiterado aumento del desperdicio alimentario en primavera y verano, que crece un 10,7 % respecto a la temporada de otoño-invierno.

Ello se debe al aumento de las temperaturas y al consumo fuera del hogar, ha precisado el departamento de Luis Planas, que insta a seguir su "Decálogo para reducir el desperdicio alimentario".

Recomendaciones para no tirar tantos alimentos a la basura

  • Planificar el menú semanal.
  • Consumir los productos de temporada comprados por orden de entrada
  • Pedir en los restaurantes que te pongan las sobras en un envase para llevar.
  • Tener en cuenta el presupuesto y comprar solo lo que se necesite.
  • Conservar adecuadamente los alimentos.
  • Cocinar solo lo necesario.
  • Aprovechar las sobras con creatividad.
  • Recicla los residuos. Con los orgánicos se puede elaborar compost propio para el jardín o las macetas.
  • Usa el tuper en el trabajo, lleva tu propio recipiente reutilizable.

Durante las dos primeras estaciones del pasado año, los hogares españoles arrojaron 667,79 millones de kilos de alimentos y bebidas a la basura, frente a los 603,27 millones de kilos desechados en otoño e invierno.

De estas cifras, 570,30 millones de kilos correspondieron al desperdicio de productos sin utilizar en el verano, frente a los 512,27 millones de kilos de invierno.

Además, hay que sumar un total de otros 97,48 millones de kilos al desecho de recetas en la época estival -ensaladilla rusa, ensaladas o gazpacho- en contraste con los 90,99 millones en invierno.

¿Cuáles son los alimentos que más tiramos en verano?

En primavera-verano, el jamón cocido es el alimento con una mayor tasa de desperdicio (el 27,1 % del volumen comprado termina en la basura); en los meses estivales le siguen la nata (26,7 %); legumbres cocidas (20,7 %); salsas (20,2 %); manzanas (13,9 %); sopas y caldos (12,9 %) y plátanos (10,3 %).

En España, la tasa de desperdicio en primavera-verano de 2018 se situó en el 4,6 % del volumen total de alimentos comprados, un porcentaje se situó en el 3,6 % para el periodo otoño 2017-invierno 2018, según los últimos datos ministeriales.