Drones para recibir piezas de coches, la última innovación en el sector de la automoción
Por primera vez en España, dos compañías lanzan un servicio para el suministro de componentes con dron. Seat

La tecnología y la automoción van unidas de la mano. El sector del motor esta sumido en profundos cambios y avances tecnológicas. Una de las últimas innovaciones ha llegado de la mano de Seat.

La planta que tiene la firma española en Martorrell (Barcelona) ha sido la primera fábrica española en recibir componentes a través de un dron. Junto con el Grupo Sesé, la compañía automovilística cuenta con un servicio pionero que unirá el centro logístico de Sesé en Abrera con la fábrica de Seat en Martorell utilizando drones.

El primer suministro de piezas se realizó el pasado miércoles, y a partir de ahora y a través de este sistema, se abastecerá de volantes y airbags a las líneas de montaje de la compañía.

El proyecto piloto se realiza bajo la supervisión de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) y continuará de manera experimental con varias circulaciones al día.

La compañía espera que la incorporación de este sistema mejore la eficiencia de las líneas de producción al conectar los poco más de dos kilómetros que separan ambas instalaciones en solo 15 minutos, un proceso que se realizaba en camión y requería más tiempo.

El vicepresidente de Producción y Logística de SEAT, Dr. Christian Vollmer, el impulsor de esta idea en Seat, ha subrayado que "es el primer paso para transformar la cadena de suministro en la industria del automóvil. El suministro con drones revolucionará la logística ya que, por ejemplo, en el caso de Seat, reducirá en un 80% el tiempo de suministro. Con esta innovación, impulsamos la Industria 4.0 y seremos más eficientes, ágiles y competitivos y, también, mucho más sostenibles".

Esta iniciativa se enmarca en la apuesta de la compañía por la industria 4.0 que pretende convertir a la planta de Martorell en una fábrica más inteligente, digitalizada y conectada.

El objetivo es mejorar la eficiencia, la flexibilidad y la sostenibilidad, y el suministro con drones, cuyas baterías se recargan con energías renovables, responde a esta voluntad ya que supone una reducción de emisiones de CO2 respecto al camión.