Gas natural y 630 kilómetros de autonomía: así es el nuevo Skoda Scala
El modelo se comercializa con un precio de 13.990€ para la opción Active TSI de 115 caballos. Skoda

El mercado automovilístico cuenta con una gran oferta de vehículos ecológicos. La contaminación y los precios de los combustibles han hecho que los vehículos eléctricos, híbridos, de hidrógeno y de gas adquieren un mayor protagonismo y cada vez cuenten con más adeptos que se suman al carro de la eficiencia.

La última firma en anunciar un nuevo modelo a su catálogo ha sido Skoda. La firma checa ha ampliado la oferta del nuevo Scala añadiendo una variante de GNC (Gas natural comprimido). Este tipo de energía se ha posicionado en 2018 como una de las mejores alternativas para el transporte.

El nuevo Skoda Scala es capaz de recorrer hasta 410 kilómetros tan solo consumiendo dicho combustible. Según informó compañía en un comunicado, con la versión G-Tec se completa la lista de motores para el nuevo compacto de la firma checa. El propulsor 1.0 G-Tec desarrolla 90 caballos de potencia e incorpora tres tanques de GNC, que, en combinación con el de gasolina, otorga al vehículo una autonomía total de unos 630 kilómetros.

"El gas natural desempeñará un papel clave en la oferta de motores de Skoda en los próximos años para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2). Nuestros motores de gas natural son cada vez más populares entre nuestros clientes debido a sus bajas emisiones", señaló el responsable de Desarrollo Técnico de Skoda, Christian Strube.

La automovilística checa subrayó que el gas natural puede servir para "cerrar la brecha" que existe entre los combustibles fósiles y la movilidad eléctrica.

El nuevo Scala, en función del acabado seleccionado, puede disponer de diferentes equipamientos como sensor de aparcamiento, Keyless Entry, techo panorámico, Lane Assist, Front Assist, portón trasero de cristal o retrovisores ajustables y abatibles eléctricamente.

En España, el modelo se comercializa con un precio de entrada (incluidas campañas) de 13.990 euros para la opción Active con motor TSI de 115 caballos, mientras que a la gama diésel se puede acceder desde 15.550 euros.