Muchos trabajadores pasan el día frente a un PC, y si no lo hacemos de manera correcta, podemos tener dolores y problemas de espalda y extremidades. Por eso, si ordenamos todos los elementos de nuestro escritorio, podemos evitarlo. Jon Cinkay, experto en ergonomía y mecánica corporal del hospital de cirugía especial de Nueva York ha participado en un vídeo del Wall Street Journal donde muestra algunos trucos para hallar la posición perfecta.

La silla.- Nuestros brazos deben quedar en ángulo recto al posarse sobre la mesa al teclear o sujetar al ratón. Si este ajuste nos deja los pies colgando, hay que hacerse con un reposapiés.

El monitor.- El borde superior del monitor debe quedar a la altura de nuestros ojos. En cuanto a la distancia horizontal, hay que estirar el brazo desde la silla. Si tocamos la pantalla con la punta de los dedos con el brazo estirado, es correcto. Pasa igual con los portátiles. Lo ideal es colocarlos sobre un soporte y usar un teclado externo si pasamos muchas horas con él.

Teclado y ratón.- Deben estar al borde de la mesa, de tal manera que podamos llegar a ellos sin cambiar los brazos de su ángulo de 90 grados. El ratón debe poder moverse sin que intervenga el hombre, sólo el codo. En general, no deben estar tan lejos como para tener que estirarnos.

El teléfono.- Cinkay recomienda ponerlo en el lado opuesto al que seamos diestros para así evitar tener que sujetarlo con el hombro. Si lo usamos mucho, recomienda usar auriculares manos libres.