Alimentos ecológicos o 'bio'.
Una tienda de alimentos ecológicos, orgánicos o bio. ARCHIVO

Alimentos más naturales; alimentos, decimos, "sin química". Cada vez están más presentes. Pero sigue existiendo cierta confusión: ¿es lo mismo un alimento ecológico, que uno orgánico o bio? Una cosa está clara, cuestan más.

Con comida orgánica nos referimos a los alimentos destinados al consumo que han sido producidos sin productos químicos y procesados sin aditivos. En España la fórmula más habitual es “ecológico”; en Alemania y Francia suelen decir "biológico"; y “orgánico”, en el mundo anglosajón.

Con una u otra etiqueta, la producción y el consumo de alimentos con estándares ecológicos sigue creciendo en nuestro país. Y ya no se trata solo de unos tomates "de verdad" o de un yogur sin añadidos. En España ya hay medio millón de consumidores convencidos que compran orgánico de manera regular.

Platos preparados, potajes, vinos, galletas... cada vez menos cosas escapan al mundo de la comida bio. Algunos ejemplos los hemos visto en la primera edición de la Organic Food Iberia, celebrada este mes de junio en Madrid.

Hasta 145 productos ecológicos en diez categorías participaron en los premios Eco & Organic Awards Iberia, ideados para reconocer la innovación, originalidad y calidad de productos ecológicos y naturales. También a este sector de la alimentación llegan los platos preparados, como los que presentó al concurso la marca Delinatur (Valencia), que se alzó con la victoria en su categoría con una ensalada eco de lentejas con quinoa.

'Foodies' veganos con poco tiempo para cocinar

Muchas empresas han visto un nicho de mercado en los foodies veganos con poco tiempo para cocinar. Por eso ya han diseñado cremas eco de calabaza y quinoa, ensalada de soja y humus de maíz, gazpacho, potaje ecológico, hamburguesa de quinoa y brócoli.

Para cocinar en casa, sal; pero sal bio. La sal de espuma marina ecológica de Bras del Port (Alicante) ha sido una de las presentaciones más llamativas de la feria. Han conseguido una sal con un grado de densidad tan bajo que se derrite en el paladar.

Para maridar todo esto sin perder el toque “eco”, compañías de renombre en el mundo del vino, como Marqués de Riscal, también se ha subido al carro. Su Marqués de Riscal Sauvignon Blanca bio ha ganado el premio al mejor producto innovador en la categoría de vino, cerveza o bebida espirituosa ecológica. O una bebida ecológica. Las de Native Organics, con agua mineral y sal marina, tuvieron premio.

Hay que dejar hueco para el postre, y los amantes de lo eco no renuncian a darse un capricho dulce. Galletas, chocolates, yogures o cremas de caramelo conviven con clásicos como las tortas sevillanas de Inés Rosales.

No sólo se trata de qué comer, sino también de dónde y cómo se come. Por eso, la Organic Food Iberia ha servido para mostrar todas las innovaciones en recipientes, cubiertos y envases reciclables o biodegrables, una mirada al futuro que cada vez está más presente en la mente del consumidor.