Tienda Duty Free en el Aeropuerto de Barcelona
Tienda Duty Free en el Aeropuerto de Barcelona AENA

Es obvio: pasar por las duty free de los aeropuertos es voluntario, nadie nos obliga. Eso en teoría, porque la realidad de las tiendas libres de impuestos es que las atravesamos, las tenemos que atravesar, queramos o no. Y por ello, el Defensor del Pueblo acaba de instar a Aena a preservar la libertad de los usuarios que van y vienen por los aeropuertos de España.

En el informe anual correspondiente a 2018 de esta institución se recomienda al gestor aeroportuario Aena distribuir los espacios comerciales en su red de aeropuertos para "preservar la libertad de los usuarios para decidir si transitan o no por el interior de las tiendas". Y todo porque se han recibido quejas de personas que manifestaban su malestar al verse obligadas a transitar por los espacios comerciales de los aeropuertos.

Aena explicó al Defensor del Pueblo que la explotación comercial de los espacios aeroportuarios puede contribuir a "un mejor servicio a los pasajeros" y también permite al gestor aeroportuario obtener rentas de explotación para destinarlas a la mejora del servicio público que presta.

La institución considera que la "experiencia comercial" a que se alude no puede ser positiva "si no es voluntaria" y que el tránsito por el interior de espacios comerciales, si se convierte en obligatorio, puede resultar "una experiencia enojosa e incluso estresante", singularmente en el caso de las personas que viajen con niños pequeños.

Por ello, el Defensor del Pueblo recomienda a Aena distribuir los espacios comerciales en su red de aeropuertos para preservar la libertad de los usuarios para decidir si transitan o no por el interior de las tiendas.