Cinco errores que probablemente cometas con el aire acondicionado del coche
No enfocar correctamente los difusores es uno de los errores que cometemos con el aire acondicionado.  Kaboompics .com/Pexels

Entre los 21 y los 22 grados se encuentra la temperatura ideal para conducir en verano sin pasar sofocos (o acabar con un constipado en pleno julio). Sin embargo, el verano dificulta muchas veces que podamos alcanzar la perfección térmica dentro de nuestro coche, aunque no por ello sea imposible. De hecho, es fundamental esforzarse por disfrutar de un buen ambiente a la hora de conducir para reducir la posibilidad de sufrir un accidente, y es que el calor lo incrementa. A 27 grados, las posibilidades de tener un incidente son del 11%, mientras que si hay 32 grados el porcentaje sube hasta el 22%, tal y como se hace eco Rastreator.com según un informe de Hella. Pero, ¿qué podemos hacer para bajar la temperatura sin abusar el aire acondicionado?


Cuatro claves para pasar calor en el coche

  • El mantenimiento. Igual que hay que revisar bien nuestro vehículo antes de ponernos de viaje, conviene hacerlo con la llegada del verano. Así, antes de que las temperaturas sean prácticamente insoportables dentro del coche, hay que encender a diario el aire acondicionado durante algunos minutos (y al menos dos semanas antes de que vayamos a usarlo con asiduidad). Además, antes de esto, deberíamos habernos preocupado por la limpieza del filtro y de las salidas del aire.
  • Con el coche estacionado. Si bien es cierto que no hay nada mejor que un garaje para resguardar el coche (da igual que sea en invierno que en verano), no siempre es posible. En este caso, lo mejor es hacerlo a la sombra de edificios (los árboles son armas de doble filo por los excrementos de aves), con parasol (ayuda a bajar hasta en 11 grados la temperatura interior), protector de volante e incluso trapos alrededor de las zonas metálicas de los cinturones.
  • Antes de arrancar. Además de ayudar a reducir el gasto de combustible durante los meses de verano, este truco popular es ideal para bajar la temperatura del coche. Solo hay que dejar abajo la ventanilla del conductor y abrir y cerrar varias veces la puerta del copiloto, ya que ayudará a que el aire recircule y se renueve.
  • Con el coche en marcha. Aunque el aire acondicionado está para usarlo, durante los primeros kilómetros lo mejor es conducir con las ventanillas ligeramente bajadas, ya que, al pesar menos el aire caliente que el frío, este se quedará en la zona del techo y será el primero en salir al coger algo de velocidad. Una vez hecho esto, se puede proceder al encendido de la climatización que, para que sea efectiva, las salidas deben apuntar hacia los laterales, y no a los pasajeros.