¿Se puede ahorrar en combustible sin renunciar al aire acondicionado?

En verano, el uso del aire acondicionado se convierte en una necesidad.
En verano, el uso del aire acondicionado se convierte en una necesidad.
Pixabay

Si bien es cierto que el verano es una de las épocas más esperadas del verano (buen tiempo y vacaciones son el binomio ganador), las altas temperaturas características de estas fechas no son las mejores aliadas de nuestros coches. Da igual que estén aparcados en garajes o en la calle, parece imposible evitar que se conviertan en auténticos hornos dentro de los que respirar es en una tarea ardua. Y es que, en un intento de ahorrar combustible, la mayoría de conductores opta por retrasar el encendido del aire acondicionado. Pero, ¿tiene sentido?

Teniendo en cuenta que la temperatura ideal en el interior de un coche debe oscilar entre los 21 y los 23 grados (y que situarse por debajo de este intervalo implica un gasto innecesario de combustible), solo queda ser responsable con su uso. Lo que conllevar poner en práctica algunos trucos que refrigerarán nuestro vehículo en pocos minutos y que evitarán que los primeros minutos de viaje sean asfixiantes.

Tras claves para viajar sin calor y sin derrochar combustible

  • Una revisión antes de que empiece el verano. No solo hay que revisar bien el coche antes de salir de viaje: cuando llega el buen tiempo y queremos hacer uso del aire acondicionado, también. Así, hay que asegurarse de que su funcionamiento no se ha deteriorado por falta de uso, que está bien cargado y que tampoco dará problemas al mes de utilizarlo.
  • Bajar la temperatura antes de arrancar. Aunque hayamos aparcado en el garaje, en verano es inevitable que el coche parado alcance altas temperaturas, lo que conllevará un mayor gasto de energía al intentar bajar los grados en el interior, una vez hayamos arrancado. Por ello, lo más recomendable es empezar a refrescar el coche antes de ponernos en marcha, ya que evitará un consumo innecesario de combustible. ¿El mejor truco? Subir y bajar rápido la ventanilla del lado del conductor y dejar abierta la del copiloto.
  • Sí a bajar las ventanillas. No es contraproducente encender el aire acondicionado y abrir las ventanillas: este sistema facilita que el coche se ventile durante los primeros minutos. Y es que hay que tener en cuenta que como el aire caliente pesa menos que el frío, el primero tiende a subir hacia el techo y salir por la rendija que tengamos abierta.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento