Huawei
Tienda de Huawei en Bangkok. Rungroj Yongrit / EFE

La semana pasada el presidente estadounidense Donald Trump dio una vuelta de tuerca a su guerra comercial contra China y prohibió hacer negocios con el gigante tecnológico chino Huawei. La consecuencia fue que Google vetó su acceso al sistema operativo Android, dejando a la deriva a millones de usuarios en el mundo.

El veto ha provocado una cascada de anuncios de empresas y gobiernos (los menos) que dejarán de trabajar con Huawei, ya sea vendiéndole componentes o comercializando sus móviles. Aunque hay algunas compañías que han prometido que seguirán haciendo negocios con el segundo mayor fabricante de smartphones, pese a la prohibición de Trump.

Con Huawei

Panasonic: El fabricante japonés de electrodomésticos y componentes electrónicos ha asegurado que sigue suministrando sus productos "con normalidad" a Huawei, a pesar de las información de que la propia empresa nipona había comunicado anteriormente a nivel interno su intención de suspender sus negocios con la compañía china. "En este momento, Matsushita Group (Panasonic) suministra con normalidad sus productos a Huawei", ha anunciado la compañía japonesa a través de su web en China, donde afirma que "las declaraciones sobre una interrupción mencionadas en medios online son falsas", señala la empresa.

Infineon: El fabricante alemán de microprocesadores seguirá vendiendo sus productos a Huawei al estar estos fuera de las restricciones impuestas por EE UU. En cualquier mercado en el que opera Infineon cumple todas las exigencias legales, leyes y regulaciones, ha señalado la compañía alemana, subrayando que en la actualidad "la gran mayoría de productos que Infineon suministra a Huawei no está sujeta a las restricciones de exportaciones de EE UU, por tanto estos envíos continuarán", indicó a Europa Press un portavoz de Infineon.

Honor: La submarca de Huawei ha anunciado que sigue adelante con el lanzamiento de su nueva familia de terminales insignia Honor 20, compuesta de tres modelos (Honor 20, Pro y Lite), que serán presentados en España en junio.

Francia: El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo al día siguiente del veto de Trump que no era el objetivo de Francia bloquear a Huawei, ni iniciar ninguna otra clase de guerra tecnológica. "Nuestra postura no es bloquear a Huawei, ni a ninguna otra empresa, sino preservar nuestra seguridad nacional y la soberanía europea. Pero creo que lanzar ahora una guerra tecnológica o una guerra comercial... no es lo adecuado", dijo en un evento en París.

Venezuela: El presidente del país, Nicolás Maduro, ha anunciado una "inversión inmediata" junto con "nuestros hermanos chinos" en Huawei para desplegar en el país la red 4G. 

TSMC: El mayor fabricante de chips del mundo, sito en Taiwán, ha asegurado que mantendrá los envíos y suministros a Huawei por el momento, aunque continuará evaluando el impacto de la decisión de Washington, ha informado la agencia de noticias Reuters.

En contra

Vodafone: La compañía británica de telefonía móvil retirará sus móviles Huawei de sus redes 5G ."Estamos paralizando los pedidos del Huawei Mate 20X 5G en el Reino Unido", confirmó Vodafone en un escueto comunicado de prensa. En la nota, la compañía británica explicó que esa decisión es "una medida temporal mientras haya incertidumbre respecto a los nuevos teléfonos Huawei 5G".

EE: Otra operadora británica que ha paralizado la venta del modelo Huawei 5G. El consejero delegado de EE, Marc Allera, declaró que la compañía no reactivará las ventas de los dispositivos de Huawei hasta tener "toda la información y confianza", así como "la seguridad a largo plazo", de que sus clientes, si compran esos móviles Huawei, van a recibir soporte. No obstante, EE sí continuará usando Huawei, junto con Ericsson, para los equipamientos de radio en su red 5G.

ARM: La multinacional de diseños de chips con sede en el Reino Unido ha dado instrucciones a sus empleados para que se suspendan los negocios con Huawei, según reveló la cadena pública británica BBC. ARM, dedicada a los semiconductores y al desarrollo de software, ordena paralizar "todos los contratos activos, respaldar derechos y cualquier compromiso pendiente" con Huawei y sus subsidiarias a fin de cumplir con la orden comercial reciente del Gobierno de Estados Unidos.

NTT Docomo, Softbank y KDDI: Los tres principales operadores de telefonía móvil de Japón anunciaron la interrupción de pedidos del modelo Huawei P30, cuyo lanzamiento en el país está previsto para verano, y el aplazamiento del lanzamiento del más reciente P30 lite.

Australia: El Gobierno de Canberra fue de los primeros en vetar a Huawei. En agosto del año pasado, Australia anunció que prohibía los proyectos de las chinas Huawei y ZTE para proporcionar tecnología 5G a las redes inalámbricas del país. Las agencias de inteligencia australianas habían mostrado su preocupación por los presuntos vínculos entre las telefónicas chinas y el gobierno de Pekín.

Corea del Sur: Estados Unidos está presionando a Corea del Sur para no utilizar productos de Huawei, según ha informado el diario surcoreano Chosun Ilbo. Un alto cargo del Departamento de Estado norteamericano ha indicado en una reciente reunión con su homólogo surcoreano que la empresa local de telecomunicaciones LG, que utiliza el equipo de Huawei, "no debe recibir servicios en áreas sensibles de Corea del Sur", según ha señalado el periódico.

Toshiba: El grupo japonés ha decidido interrumpir el envío de componentes electrónicos a la firma china, ha adelantado el diario financiero Nikkei. La información no especifica los productos cuyos envíos serán suspendidos, pero la compañía ha venido suministrando a Huawei discos duros, semiconductores y sistemas de procesamiento de datos a alta velocidad. La marca está investigando si algunos de los aparatos o componentes que envía al gigante asiático tienen piezas fabricadas en Estados Unidos y, una vez lo revise, reanudará los envíos.

NXP: Este fabricante de semiconductores holandés ha anunciado que ya no suministrará ciertos productos a Huawei, según recoge el diario neerlandés De Telegraaf. "Tenemos que cumplir con las leyes y las regulaciones internacionales", ha explicado la marca.

Sin decisión

Telefónica: El principal operador español sigue con "prudencia" el conflicto. "Si en general somos prudentes, en este tema hay que serlo más", afirmó Joaquín Mata, director de Operaciones y Red de Telefónica España, en un coloquio este miércoles. "El modelo de acción-reacción es un error básico. Vamos a esperar acontecimientos; en Telefónica estamos analizando los impactos y viendo alternativas, pero vamos a mantenernos ajenos a declaraciones que llegan de unos y otros y que van cambiando día a día. Prudencia". En el mismo sentido se pronunciaron en el encuentro los representantes de las filiales españolas Orange y Vodafone, y Grupo MásMóvil,