Imagen de la cuna Fisher Price.
Imagen de la cuna Fisher Price. FISHER PRICE

Desde 2015, al menos diez bebés han muerto en Estados Unidos tras volcarse la cuna Fisher-Price Rock 'n Play. La Agencia de Protección a la Salud del Consumidor estadounidense (CPSC en inglés) ha advertido a todos los padres del uso del producto con bebés mayores de tres meses, la edad a la que generalmente comienzan a voltearse.

La muerte de los bebés, todos de más de tres meses, se dio tras precipitarse al suelo al rodar boca abajo o de costado cuando se encontraban acostados en la cuna.

La CPSC recomienda que el producto no se use a partir de los tres meses o cuando el recién nacido muestre la capacidad de rodar. Además, recuerda que los niños siempre deben tener abrochado el arnés de seguridad cuando duermen en cunas inclinadas como ésta.

Fisher-Price también alerta a los consumidores de que sigan las indicaciones expuestas y no utilicen la cuna cuando el bebé ya pueda volcarse, además de utilizar el arnés de seguridad de tres puntos.

Tanto la compañía, como la agencia recuerdan que los bebés deben dormir en un ambiente propicio para el sueño y siempre colocarlos boca arriba independientemente del lugar en el que se encuentren.

Padres superhéroes, niños con poderes

Grupo Cerrado Unirte al grupo de Facebook

Todo lo que tenga que ver con la familia y más concretamente con los niños. Información que seguramente os parecerá súper interesante e imprescindible conocer. ¿Os unís?