La inteligencia artificial va en camino de convertirse en la tecnología del futuro, facilitando la vida diaria de las personas con sus múltiples aplicaciones. Mientras que las empresas se dedican a desarrollarla enfocándose en los usos prácticos, otros optan los usos lúdicos y artísticos.

Es el caso de Nvidia, que ha desarrollado una tecnología con inteligencia artificial que convierte unos simples bocetos en cuadros realistas. GauGAN, así se llama este nuevo invento, transforma lo que podría ser el dibujo de un niño en una obra de arte en apenas unos pocos pasos.

Esta herramienta puede resultar muy útil para crear mundos virtuales de forma rápida y sencilla y sin tener previos conocimientos de pintura. Además, facilitaría algunos trabajos como el de los arquitectos, que podrían recrear sus diseños en cuestión de segundos.

"Es mucho más fácil pensar diseños con simples bocetos, y esta tecnología permite convertir bocetos en imágenes muy realistas", explicó Bryan Catanzaro, en el blog de Nvidia.

Para crear todas las texturas y formas, la inteligencia artificial está entrenada con más de un millón de imágenes, de las cuales ha obtenido toda la información necesaria para convertir simples bocetos en imágenes prácticamente reales.

"Es como colorear un libro de dibujo que describe dónde está el árbol, el sol, el cielo, y entonces la red neuronal puede rellenar esos espacios con detalles y texturas, reflejos, sombras y colores, todo basándose en lo que ha aprendido del mundo real", explica Catanzaro.