Cómo medir la potencia de un coche: HP, KW y CV
La potencia del motor puede ofrecerse en kilovatios (kW), caballos de vapor (CV) o caballos de fuerza (HP). Freepik

A la hora de comprar un vehículo hay que tener en cuenta una serie de factores antes de tomar la decisión. Por ejemplo, si el coche es de segunda mano, es importante fijarse en el número de kilómetros que tiene, en el estado del motor o en las reparaciones que ha tenido, entre otras cuestiones.

Otra de las preguntas más frecuentes es la potencia que tiene el motor, pero para poder entender bien los datos es importante diferenciar entre kilovatios (KW), caballo de vapor (CV) o caballo de fuerza (HP).

A través de estas tres medidas se puede expresar la potencia que tiene el motor.

Kilovatios (KW)

Es la unidad oficial de potencia que se utiliza para medir la potencia eléctrica, es decir, expresa la cantidad de energía suministrada. Su unidad básica es el vatio (W) y debe su nombre al ingeniero y matemático James Watt, científico clave en la creación de la máquina de vapor. Un KW equivale a 1.000 vatios y a 1,35 CV aproximadamente.

Caballos de Vapor (CV)

Es un sistema de medida que se emplea en Europa para determinar la potencia que tiene el motor. Abreviado se escribe CV en España, Ch en Francia y PS en Alemania. Concretamente, un CV es la potencia necesaria para elevar a un metro un peso de 75 kilogramos a una velocidad de un metro por segundo.

Horse Power (Caballos de fuerza)

Es una unidad de medida inventada por James Watt en el año 1782 y se usa en los países anglosajones. Se llama así porque se supone que es similar a la potencia que desarrolla un caballo. El caballo de fuerza equivale a la potencia necesaria para levantar verticalmente y a la velocidad de un minuto, una masa de 33.000 libras.

¿Cómo calcular los caballos de un coche?

Para pasar de una unidad de medida a otra solo hay que tener claros los siguientes conceptos:

  • 1 CV = 0,986 HP
  • 1 CV = 0,73 kW
  • 1 HP = 0,746 kW
  • 1 HP = 1,014 CV
  • 1 kW = 1,35 CV
  • 1 kW = 1,34 HP

Ejemplo práctico:

Para calcular los caballos que tiene el motor, en el supuesto caso de conocer los KW, solo hay que dividir los KW entre 0,73 y el resultado serán los caballos del vehículo. Esto es debido a que un CV son 0,73 KW aproximadamente. Por ejemplo, si el vehículo posee 60 KW, significa que el coche tiene alrededor de 80 CV.