Turismo en Palma de Mallorca
Una fiesta con turistas ingleses en una playa de Palma de Mallorca. GTRES

Las consecuencia del 'brexit' y más aún de un "mal 'brexit'" van a ser muchas y van a afectar a todo tipo de sectores. También al turismo. Un estudio divulgado por la World Travel Market (WTM) asegura que más de veinte millones de turistas podrían dar la espalda a Europa como destino vacacional el próximo verano si finalmente el Reino Unido abandona la Unión Europea sin un acuerdo.

Un escenario de no acuerdo entre Londres y Bruselas podría provocar que los británicos tuvieran que pagar una visa de 52 libras (59,43 euros) para viajar a algunos destinos turísticos tradicionales como España, Grecia, Portugal o Italia. Nuestro país recibe cada año a unos 18 millones de turistas británicos. La WTM ha encuestado a 1.025 turistas del Reino Unido, de los cuales un 58% se plantearían escoger un destino distinto si tuvieran que pagar por la visa.

La World Travel Market, una de las mayores ferias del turismo mundial, abrió las puertas en Londres de la que será su última edición antes de que se haga efectivo el 'brexit' y con ese asunto como eje central en su jornada inaugural. Según Paul Nelson, portavoz de la WTM, existe mucha “confusión y especulación” sobre cómo afectara el 'brexit' en los viajes a Europa.

Ello ha desembocado en que los británicos se comporten cada vez de forma más aprensiva respecto a “vuelos, visas y costes” en destinos típicos como España, Francia e Italia. Según Nelson, eso podría ser un aliciente para que los turistas británicos se decanten por países de fuera del área Schengen en donde “ya conocen con certeza cuáles serán los requisitos del viaje y pueden reservar con anticipación con más confianza”.

Menos Europa y más Túnez o Turquía

Según el estudio, 4 de cada 10 encuestados opina que, haya o no pacto para el 'brexit', este proceso tendrá “un impacto” en sus planes vacacionales para 2019. Según datos oficiales, los británicos alcanzaron el récord de 46,5 millones de vacaciones en el extranjero en 2017, un 75% en Europa. Mientras continúa la incertidumbre, van adquiriendo mayor popularidad destinos de fuera de la UE, como Turquía o Túnez.

Los turoperadores británicos han aumentado el número de asientos en aviones para viajar a resorts en Turquía, mientras que el número de británicos que viajó a Túnez en el primer cuarto de 2018 se incrementó en un 537%. Un total de 19.000 personas viajaron al país africano en ese tiempo, una cifra importante después de que el turismo a esa zona descendiera fuertemente por los ataques terroristas de 2015, sostuvo la organización.

Otros países emergentes en el panorama turístico que reveló la WTM son Rusia, que prevé capitalizar el interés despertado por la celebración del Mundial de Fútbol del pasado verano, así como Irán, Emiratos Árabes Unidos y Jordania.