Lluvia
Lluvia Archivo

En situación de fuertes lluvias de la temporada, la conducción se vuelve más peligrosa.

Cuando las precipitaciones son elevadas el asfalto se vuelve deslizante, se crea una película de agua y se puede producir el temido aquaplaning, lo que nos obliga a extremar la precaución.

Para reducir el riesgo de accidente estos son algunos consejos para conducir con lluvia.

- Hay que encender la luces de cruce si las condiciones de visibilidad son malas debido a la lluvia, pese a que sea de día. Lo importante es ver y ser visto.

- Asegurarse de que la luna térmica funciona correctamente.

- Orientar la calefacción interior del vehículo hacia los cristales para evitar que se forme vaho por la humedad que impida la visibilidad.

- Aumentar la distancia de seguridad, incluso doblando la distancia que se utiliza habitualmente.

- Revisar el dibujo del neumático. Cuidado, en estos episodios adversos se desgasta más. También es conveniente mantener la presión de los mismos.

- No frenar bruscamente para evitar posible deslizamiento.

- Reducir la velocidad. Cuanto más rápido vamos, mayor probabilidad de aquaplaning tendremos.