Villamayor gestionará impuestos y suelo si se convierte en pueblo

La segregación perjudicaría a la capital aragonesa porque ya no decidiría sobre el desarrollo urbanístico de la zona
La decisión de ser barrio rural o municipio que planea sobre Villamayor lleva implícitas importantes consecuencias para sus vecinos. Como pueblo, deberá gestionar el desarrollo de sus suelos, fijar sus impuestos y tasas municipales y diseñar un presupuesto propio. Si decide seguir siendo barrio rural, la capacidad de decisión residirá en Zaragoza, ya que, aunque los vecinos eligen al alcalde, puede ser destituido.

Más que por la disminución de los ingresos por impuestos (en el barrio residen unas 2.500 personas), la segregación perjudicaría a la capital porque perdería en control del desarrollo urbanístico. El Ayuntamiento de Villamayor fijaría dónde y cómo construir.

Respecto a servicios, al seguir en el área metropolitana de Zaragoza, los problemas serían mínimos. «Los pueblos cercanos a ciudades se benefician de infraestructuras como hospitales», indicaron a 20 minutos varios juristas.

Consulta popular en septiembre

Villamayor es barrio de Zaragoza desde 1911. En los noventa, algunos vecinos iniciaron un proceso de segregación, y hace unos días una sentencia del Tribunal Supremo ratificó su derecho a ser pueblo. A finales de septiembre se celebrará una consulta entre los 2.595 habitantes. Juristas consultados por 20 minutos creen que la sentencia tendrá que ejecutarse, a pesar del resultado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento