Facebook
Rótulo iluminado de la compañía Facebook en el Salón del Automóvil de Fráncfort, Alemania. MAURITZ ANTIN / EFE

La red social Facebook está intentando ser más transparente con sus métodos y su funcionamiento desde el escándalo de las filtraciones de datos a Cambridge Analytica. Este martes la compañía ha dado un paso más y ha publicado 27 páginas en las que detalla qué puede y no puede aparecer en su web.

Entre los comportamientos o mensajes que Facebook censura se encuentran algunas tan dispares como: amenazas violentas creíbles, deleites con la violencia sexual, apología del terrorismo y la caza furtiva de especies amenazadas, vender armas de fuego o publicar precios de venta de medicamentos con receta, intentos de adquirir marihuana, publicar instrucciones para autolesionarse, mostrar a menores en un contexto sexual ni cometer múltiplos homicidios en diferentes momentos o lugares.

El documento publicado por la compañía fundada por Marck Zuckerberg señala los criterios en los que se basan sus 7.600 moderadores, quienes se encargan de decidir qué contenido debe ser eliminado o si, como ha ocurrido en otras ocasiones, creen necesario alertar a las autoridades.

Los requisitos que se muestran en el documento de este martes no son nuevos, ya que la mayoría se recogían en la página "Estándares de la comunidad", aunque muestran ambivalencias. Por ejemplo, las imágenes de senos están permitidas en aquellos casos en los que formen parte de una estampa de lactancia materna o en pinturas. Además, el documento no deja claro qué tipo de abuso (además de la explotación sexual) se censura.

Otra de las novedades es la prohibición de entrar en la comunidad a los asesinos en serie, término que desde la red social se han visto obligados a definir como: "cualquier persona que haya cometido dos o más asesinatos en 'múltiples indecentes o ubicaciones'". Por lo que quienes hayan cometido un único homicidio pueden formar parte de Facebook, ya que podría tratarse de una situación en defensa propia.