Uber
Un vehículo autónomo Uber en Tempe (Arizona). Uber / EFE

La compañía de transporte Uber no renovará su permiso en California para poder hacer pruebas con vehículos autónomos, una decisión que llega apenas una semana después de que una mujer muriera atropellada por uno de estos coches en la ciudad de Tempe (Arizona).

Un portavoz de la compañía, según declaraciones recogidas por medios locales, recordó que tras el suceso ocurrido el pasado 18 de marzo Uber decidió suspender todas sus operaciones con vehículos autónomos, "incluidas las de California".

"Dado esto, decidimos no volver a solicitar un permiso del Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV) con el entendimiento de que nuestros vehículos autónomos no operarían en vías públicas en el futuro inmediato", añadió.

El permiso actual con el que contaba Uber para sus pruebas en California expira el sábado 31 de marzo y la decisión se conoció un día después de que el gobernador de Arizona, Doug Ducey, suspendiera las operaciones de los vehículos autónomos de Uber en este estado.

"La policía de Tempe dio a conocer el vídeo previo al incidente. El vídeo me pareció perturbador y molesto y plantea muchas preguntas sobre la posibilidad de que Uber continúe operando en Arizona", detalló Ducey, quien señaló que el suceso se debió a un "fallo incuestionable".

Elaine Herzberg, de 49 años, caminaba por la noche fuera de un paso de peatones cuando la arrolló un Volvo XC90 que iba en modo autónomo. La víctima falleció pocas horas después y se convirtió así en la primera persona que muere atropellada por un vehículo sin conductor.