Grúa y asistencia en carretera
Cuando tengas una avería en la carretera, procura señalizar bien tu vehículo para que los otros conductores conozcan tu situación. RACE

La edad media del parque de turismos en España ya alcanza los 12 años de edad y según datos de la Dirección General de Tráfico, cerca del 65% de los vehículos que circulan por España tienen más de diez años. Con estos datos no es extraño que aumenten las averías en carretera. En 2016 los problemas mecánicos aumentaron más del 16%, según lo confirma el Barómetro de Averías del RACE. Averías relacionadas con las baterías o los neumáticos y accidentes de tráfico fueron los problemas más frecuentes.

Los coches de más edad o los que están mal mantenidos tienen más probabilidades de sufrir una avería o accidente, por lo que conviene estar preparado para saber cómo actuar. Tanto en ciudad como en carretera, ante cualquier problema o emergencia, hay que conectar la señalización de emergencia para avisar al resto de usuarios.

En carretera hay que actuar con mayor cuidado debido a la mayor velocidad a la que circulan los vehículos. Aunque es una situación imprevista y complicada, es importante mantener la calma para actuar con rapidez y precisión sin apartar la vista de lo que ocurre a tu alrededor. Siempre que puedas, reduce la marcha y dirígete hacia el arcén o a un lado apartado de la vía principal, donde el coche y sus ocupantes estén protegidos.

Recuerda que, si te ves obligado a parar el coche en un lugar que entorpece la circulación del resto de vehículos, es obligatorio que utilices los triángulos de emergencia. No olvides que tanto el conductor como los pasajeros deben ponerse el chaleco reflectante de seguridad antes de salir del vehículo. No cumplir con esta normativa y/o no utilizar los triángulos conlleva una multa de 200 euros.

Una vez que la presencia del vehículo está bien señalizada y que los ocupantes no corren peligro, ya podrás llamar al servicio de asistencia a través de tu compañía aseguradora para que acudan a ayudarte o bien a través de cualquier empresa especializada en asistencia en carretera. Es importante que os mantengáis alejados de la vía para evitar atropellos y que en ningún momento os quitéis el chaleco reflectante.

Enlaces relacionados