Sistema de mantenimiento de carril
El sistema de mantenimiento de carril se activa cuando no pones el intermitente. Para aquellos que no tienen el hábito de utilizarlos les resultará muy incómodo. KM77.COM

Los sistemas de asistencia a la conducción se han convertido en la clave para reducir el número de accidentes de tráfico y en el paso intermedio para alcanzar una conducción autónoma. El factor humano está detrás del 93% de los accidentes que se producen, sobre todo por distracciones. Es por este motivo que la extensión de los también conocidos como ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) es fundamental para evitar o, al menos, reducir los errores humanos.

Entre estos sistemas de ayuda a la conducción encontramos el aviso de salida de carril (LDW) y el asistente de mantenimiento de carril (LKA o LKAS). ¿Cómo funcionan y en qué se diferencian?

Aviso de salida de carril: solo alerta al conductor

La función del aviso de salida de carril (LDW- Lane Departing Warning) es alertar al conductor de un cambio imprevisto de carril bien por distracciones o por somnolencia. Mediante sensores infrarrojos instalados en la parte inferior del paragolpes delantero, o a través de cámaras dinámicas detrás del parabrisas junto al retrovisor interior, detecta de forma continuada las marcas viales de los carriles de la carretera por la que circula nuestro vehículo.

Ante la ausencia del uso del intermitente y la salida del vehículo de dicho carril, el sistema interpreta que la salida es involuntaria y emite una alerta que puede ser sonora, a través de un testigo luminoso en el cuadro de instrumentos o por la vibración del volante o del asiento del conductor.

Este sistema de ayuda a la conducción es uno de los que con más frecuencia se encuentra entre el equipamiento de serie de los vehículos. Actualmente, el LDW ha evolucionado y en algunos modelos también realiza una ligera intervención en el volante para corregir la trayectoria.

Asistencia de mantenimiento de carril, mantiene la trayectoria

Más evolucionado que el anterior, ya que incluye tanto la alerta como la función de mantenimiento de carril. También conocido como LKA (Lane Keeping Aid) o LKAS (Lane Keeping Assist System), es un sistema inteligente que funciona gracias a sensores y cámaras instaladas en el coche que leen las líneas de los carriles en tiempo real.

El asistente de mantenimiento de carril incluye la función de aviso LDW, por lo que primero alerta al conductor de que se está saliendo del carril. En el caso de que el conductor no reaccione, no cambie la trayectoria o incluso quite las manos del volante, el LKA actúa girando el volante para retomar la trayectoria. El sistema trabaja con un motor eléctrico asociado al sistema de dirección. Si su uso en todos los vehículos fuera generalizado, el asistente de mantenimiento de carril podría evitar entre el 10 y 18% de los accidentes, según un informe realizado por Bosch y la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos (Anfac).

Son muchos los accidentes que se producen por somnolencia o distracciones, por lo que es muy aconsejable equipar alguno de estos dos sistemas en nuestro vehículo para una conducción más segura.

Enlaces relacionados: