Tecnología 5G
Vista de un cartel que anuncia la nueva tecnología 5G en el expositor de la compañía estadounidense Qualcomm durante la primera jornada del Mobile World Congress. Alberto Estevez / EFE

El pasado 20 de febrero, Vodafone y Huawei completaron la primera llamada 5G del mundo, efectuada desde Castelldefels (Barcelona) a Madrid, utilizando las especificaciones del nuevo estándar que se aplicará en el futuro despliegue comercial de esta tecnología, aprobado en diciembre pasado, y la banda de espectro de 3,7 gigahercios (GHz).

Esto supuso el pistoletazo de salida para la consolidación de la tecnología llamada a suceder a la actual conectividad 4G. De hecho, el 5G ha sido uno de los pilares del recién y exitoso Mobile World Congress de Barcelona.

¿Qué es exactamente la tecnología 5G?

La respuesta más obvia e intuitiva es la acertada: una tecnología inalámbrica que posibilita conexiones más veloces, pero el profesor Carles Garrigues, de la Universidad Abierta de Cataluña (UOC), concreta un poco más las posibilidades del futuro estándar.

Por un lado, el 5G ofrecerá velocidades de conexión cien veces más rápidas que las actuales, lo que permitirá descargas de datos tan rápidas que mejorarán de forma significativa la experiencia de los directos online (streaming) y el consumo de contenidos audiovisuales a través de la red.

¿Qué otras ventajas ofrecerá?

En segundo lugar, habrá una drástica reducción de la latencia. El tiempo en el que se envía un paquete de datos por internet y se recibe la respuesta se reducirá a tan solo un milisegundo. "Esto permitirá llevar a cabo operaciones telemáticas prácticamente al instante, lo que puede favorecer la conducción de vehículos o las intervenciones quirúrgicas a distancia", explica Garrigues. Esto también supondrá una gran mejora en el juego online, que a menudo se ve perjudicado por los problemas de latencia.

¿Cómo será la revolución?

Por último, el experto señala la que probablemente será la diferencia más significativa de todas respecto al 4G, el hecho de que más usuarios y objetos podrán estar "conectados a la red al mismo tiempo, sin interrupciones de señal y a una velocidad elevada". Esto supondrá el impulso definitivo para el internet de las cosas. Infinidad de objetos (ordenadores, consolas de videojuegos, teléfonos, electrodomésticos, vehículos, relojes, semáforos, etc.) podrán estar conectados y transmitir datos constantemente.

Huawei, una de las compañías más volcadas con esta tecnología –llevan desde 2009 invirtiendo en investigación y desarrollo de 5G, en 2017 han invertido en ella 600 millones de dólares y en 2018 ascenderán la cifra a los 800 millones– ponen su foco también en este punto.

"Desde vehículos conectados y hogares inteligentes, hasta realidad virtual, realidad aumentada y hologramas, estamos comprometidos con el desarrollo de un ecosistema 5G que permita a los consumidores beneficiarse de un mundo verdaderamente conectado en el que cambiará para siempre la forma de comunicarse", dijo Richard Yu, consejero delegado de la compañía en el último MWC.

¿Y las infraestructuras?

Se espera que el gran desembarco de las redes 5G se produzca en 2020, con una primera fase de infraestructuras que empleen el 4G para el control y la gestión del tráfico, por lo que será necesario que tanto los terminales como las estaciones base puedan establecer una conectividad dual a las redes 4G y 5G.

El proceso requerirá que una gran inversión para dar cobertura a buena parte del territorio: renovación y colocación de antenas, definición de los servicios que ofrecerán con el 5G, políticas comerciales, etc. Operadoras y administraciones deberán ponerse de acuerdo para pactar qué costes asumirá cada uno y los plazos de ejecución.

¿Qué sucederá con los canales de la TDT?

Este es otro de los grandes escollos a la hora de hacer posible el desarollo de la tecnología 5G, según explica Garrigues. A partir de 2020, "la TDT deberá moverse fuera de los 700 MHz para dejar espacio para el 5G, que necesita mucho ancho de banda para funcionar". De este modo, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital deberá afrontar una nueva reforma del espacio radioeléctrico.

"Durante la primera mitad de 2018 tendríamos que ver la licitación de licencias de uso del espectro radioeléctrico", explica Garrigues, que añade que es posible que las primeras licencias se den para bandas entre los 1,5 y 3,6 GHz, "y más adelante habrá que licitar también la banda de los 700 MHz".

¿Cuánto costarán los terminales con 5G?

El responsable global de Tecnología de Telefónica, Enrique Blanco, estima que los primeros móviles 5G empezarán a estar en el mercado en 2019 y serán entre 200 y 300 dólares más caros que los de 4G. Asegura que estos dispositivos soportarán 2G, 3G, 4G y 5G y no serán muy distintos en tamaño y grosor, pero sí en el precio.

¿Cuán importante es esta tecnología?

La UE ya ha declarado la tecnología 5G objetivo estratégico y se prevé que genere 130.000 millones de euros al año y 2,3 millones de empleos para 2025.

Aun así, la consolidación tardará en llegar. Según un informe elaborado por la GSMA, la asociación organizadora del Mobile World Congress, dos tercios de las conexiones móviles del mundo funcionarán en redes 4G y 5G en el año 2025, pero con predominancia aún del sistema actual. Según el informe Economía Móvil, está previsto que las redes 4G representen el 53% de las conexiones móviles globales en 2025 mientras que el 5G aún representará solo el 14% del total.