Satélite PAZ
Recreación del Satélite español PAZ en órbita. CSIC

Tras sufrir una racha de contratiempos y retrasos, el satélite español Paz de observación de la Tierra será lanzado este miércoles desde la base militar de Vandenberg (California, EE UU) a las 6:17 hora local (15:17 hora española).

Un cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX será el encargado de poner en órbita al satélite Paz, un dispositivo con tecnología radar y de misión dual para aplicaciones militares y civiles.

Entre los posibles usos de Paz destacan, por ejemplo, las aplicaciones de inteligencia, cartografía, control fronterizo, evaluación de catástrofes naturales, urbanismo y planificación del territorio, observación del medioambiente y otros propósitos científicos.

Paz podrá generar hasta cien imágenes diarias de alta resolución que, gracias a la tecnología radar, podrán ser captadas en cualquier momento del día sin depender de la luz del Sol o de las condiciones atmosféricas.

El satélite pesa unos 1.400 kilogramos y mide 5 metros de altura por 2,4 metros de diámetro. Paz está configurado para poder dar quince vueltas diarias a la Tierra a una altura de 514 kilómetros.

La base aérea militar de Vandenberg, desde donde tendrá lugar el lanzamiento, se encuentra situada unos 250 kilómetros al noroeste de Los Ángeles. El lanzamiento de Paz estaba previsto para el pasado 17 de febrero, pero se retrasó al día siguiente para "permitir la realización de pruebas adicionales de sistema antes del lanzamiento", de acuerdo con la información facilitada por Hisdesat, que es la propietaria, operadora y explotadora del satélite.

Tampoco pudo despegar el día 18 por culpa de nuevos test de verificación que debía llevar a cabo SpaceX. Previamente se habían anunciado como fechas del lanzamiento el 30 de enero y el 10 de febrero.

No obstante, los responsables de Hisdesat han subrayado que el satélite se encuentra en perfectas condiciones y que los contratiempos de carácter técnico sufridos no son algo fuera de lo común en la industria aeroespacial. "Esto es algo habitual en nuestro sector", dijo el sábado el consejero delegado de Hisdesat, Miguel Ángel Panduro, quien aseguró que mantenía su confianza en el éxito de la misión.

Se trata de un importante proyecto para España, ya que sólo dos países europeos (Alemania e Italia) cuentan con un satélite de esta naturaleza, como destacó la semana pasada el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde. "Es un hito, un hito increíble. Desde que España empezó a planificar satélites en 1968 hasta aquí ha pasado mucho tiempo y por fin vamos a lanzar un satélite que es una capacidad militar de primerísimo nivel", indicó.

El proyecto del satélite Paz comenzó a gestarse en 2007 y sufrió un revés en 2015 cuando su despegue, previsto con un lanzador del consorcio ruso Kosmotras, se pospuso debido al conflicto entre Rusia y Ucrania a causa de Crimea.

El satélite Paz -junto al satélite óptico de uso civil Ingenio, aún por lanzar- está incluido en el Programa Nacional de Observación de la Tierra del Gobierno español.