Toyota
El logo de Toyota, en un vehículo del fabricante japonés de automóviles. FRANCK ROBICHON / EFE

Toyota ha informado de que llamará a revisión a unos 49.000 vehículos en Estados Unidos para arreglar un problema eléctrico en el sistema de airbag que puede impedir su activación en caso de accidente.

El defecto afecta a los modelos Prius 2016, Lexus RX 2016 y Lexus NX 2015-2016.

El fabricante japonés señaló que, con el tiempo, se puede crear un circuito abierto en el sistema de airbag que provoque la iluminación de aviso "y los airbag laterales y de cortina así como los frontales puede que no se activen".

Toyota dijo en un comunicado que los concesionarios de la compañía inspeccionarán los vehículos y sustituirán los sensores afectados por el defecto.

La empresa no informó acerca de si ha recibido información de accidentes o lesiones causados por este fallo.