Pasteles
Imagen de unos pasteles. MEJORCONSALUD.COM

Sea por orgullo sea por sobrevivir, todas las ciudades, todas las provincias, quieren tener un museo de arte moderno (o de botijos o del pan), un monumento y un plato típico que hacer universal. Por estar en el mapa hacemos lo que sea. A eso se dedican (o eso dicen) concejales, consejeros y fundaciones de todo tipo y pelaje. Estar en el mapa es la puerta de entrada del turismo. Es la economía, amigo.

Y tan importante resulta tener símbolos, que si no están se inventan. De momento, ninguna localidad (que sepamos) se ha inventado su plato típico, pero sí su postre. El último ejemplo es el de Ciudad Real. Quieren tener un dulce turístico que les represente y para ello han encargado un estudio.

Cuando uno visita Toledo piensa en el mazapán, o La Roda en sus 'miguelitos'La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y el Instituto Municipal de Promoción Económica, Formación y Empleo (Impefe) de Ciudad Real han firmado un convenio de colaboración por el que la institución académica realizará un estudio encaminado a la obtención de un producto turístico que represente la gastronomía dulce de la ciudad.

Para ello, estudiarán los dulces gastronómicos propios de la ciudad, sus ingredientes o tradiciones, con el objetivo de llegar a un prototipo dulce final. La idea, según explica la profesora de la UCLM e investigadora principal del estudio, Rosario Pérez Morote, es que se pueda asociar un dulce al sector turístico gastronómico de Ciudad Real.

En este sentido, Pérez cuenta que "cuando uno visita Toledo piensa en el mazapán, o La Roda en sus 'miguelitos'". Eso, asegura, es lo que quiere conseguir el ayuntamiento ciudadrealeño a través del Impefe, promotor de este acuerdo tras detectar dicha necesidad.

Para el estudio, que se prolongará a lo largo de un año, el Impefe pondrá 5.000 euros a disposición de la UCLM.