Boca agujereada por la cocaína
Boca agujereada por la cocaína (The New England Journal of Medicine) The New England Journal of Medicine

Hasta ahora se sabía que la cocaína provocaba sangrado de nariz, muerte de los tejidos nasales, paso de la comida de la boca a la nariz (regurgitación nasal) y un largo etcétera de efectos físicos y neurológicos.

El agujero del paladar es el resultado de la muerte de los tejidos ocasionada por el consumo de cocaína

Sin embargo, el caso de este joven estadounidense de 25 años va más allá. Publicado esta semana por el New England Journal of Medicine el reportaje muestra unas impactantes fotos del paladar agujereado del paciente. Diagnóstico: perforación palatal inducida por cocaína.

El caso lo destapó el cirujano Michael A. Lypka, que en declaraciones a El Mundo.es , asegura que el paciente era consciente del problema y de las causas del mismo y quería operarse para solucionarlo.

Según el New England Journal of Medicine, es necesario estar seis meses sin consumir antes de realizar una intervención que tiene altos índices de éxito.