Cata de vino
Un grupo de enoturistas, disfrutando de una cata de vino blanco en una de las bodegas del Bierzo. R. ÁVILA / ANTAR

El enoturismo no deja de crecer en España. El noveno informe anual sobre las visitas a bodegas y museos del vino de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), que se acaba de publicar, recoge un crecimiento del 21,02% en el número de visitas. El informe muestra los datos recogidos durante 2016 en 24 de las 27 Rutas del Vino que forman parte actualmente del club de producto Rutas del Vino de España de Acevin.

La cifra total asciende a 2.714.409 visitas, 471.469 más que en el año anterior, lo que representa un crecimiento del 21,02% y ratifica “la buena salud del turismo del vino”. Con esa cifra que mira ya a los 3 millones, el informe determina que el impacto económico generado por las visitas a bodegas y museos del vino adheridas a estas rutas del vino asciende a 54.234.752 de euros (5,2 millones más respecto al año anterior, un 10,66% más).

El número de visitantes ha continuado aumentando en casi todas las rutas asociadas a Rutas del Vino de España, lo que refleja “la consolidación del turismo del vino dentro de la oferta española”. A estos datos habría que sumar los de alojamientos, restaurantes, comercios o empresas de actividades que también forman parte de las Rutas del Vino, por lo que –según Acevin– la cifra total de negocio generada por el enoturismo sería mucho mayor.

De nuevo, las dos rutas que encabezan la lista de visitas a bodegas y museos del vino son Rutas del Vino y Brandy del Marco de Jerez (con 501.783 visitantes) y la Ruta del Vino y el Cava del Penedès Enoturisme Penedès (con 486.388 visitantes). Los siguientes puestos siguen ocupados por las rutas de Ribera del Duero, Rioja Alta, Rioja Alavesa, Empordà y Rías Baixas, además de Calatayud, una ruta que se incorporó al club de producto durante el mismo 2016 y que, en tan poco tiempo, ha conseguido alcanzar el quinto puesto en este ránking.

El precio medio de la visita a una bodega es de 7,79 eurosEn cuanto a la distribución temporal, otoño y primavera vuelven a ser las temporadas preferidas para realizar enoturismo. Los meses de octubre (322.732 visitas) y septiembre (284.193 visitas) son los más fructíferos en la llegada de visitantes, seguidos muy de cerca de mayo (283.315) y agosto (279.214). Marzo, junio y julio también registran cifras superiores a los años anteriores, por encima de los 200.000 visitantes.

El precio medio de la visita estándar a bodegas (visita guiada + degustación) es de 7,79 euros y el gasto medio por visitante a bodega (en tienda, excluyendo el precio de entrada) es de 16,87 euros. En museos del vino, el precio medio de la visita estándar es de 3,71 euros y el gasto medio por visitante a museos es de 3,76 euros.