Marruecos no dejó entrar al Sáhara a los diputados catalanes por no pactar la visita

"Manteniendo este desplazamiento provocador, estos individuos pretendían con toda evidencia destilar su veneno en el tejido marroquí saharaui", publicó MAP, la agencia oficial de prensa marroquí, mientras que el viceministro de Exteriores explicaba a Moratinos las razones para denegar el permiso de entrada en el Sáhara.

La delegación, compuesta por los diputados en el Parlament Rafael López (PPC), Albert Batalla (CiU), Jordi Castells (ERC) y el diputado en el Congreso Joan Herrera (IU-ICV) decidieron tomar un avión el martes en dirección a Las Palmas, para viajar desde allí esta mañana a El Aaiún.

Su intención era conocer in situ la situación en el Sáhara después de los importantes disturbios vividos allí en las últimas semanas. Máxime cuando el Ejecutivo marroquí  había prohibido la entrada a otra delegación el pasado lunes. Sin embargo, el Gobierno marroquí ya advirtió el martes que prohibiría su entrada en el país.

Marruecos se explica

La visita no había sido pactada ni llevada de forma ordenada
El viceministro de Exteriores marroquí, Taieb Fassi-Fihri, explicó el miércoles al jefe de la diplomacia española, Miguel Angel Moratinos, que su Gobierno no permitiría entrar en El Aaiún a la delegación de diputados catalanes porque se trataba de una visita que no había sido "pactada" ni llevada "de manera ordenada".

Ambos se encontraban en Córdoba, donde coincidieron en defender la necesidad de que el secretario general de la ONU, Kofi Annan, nombre con urgencia un representante especial para el Sáhara Occidental y de que haya concertación entre los países integrantes del Grupo de Amigos, según informaron fuentes diplomáticas.

Los diputados catalanes, "activistas pro Polisario" para Marruecos

Por otro lado, la agencia oficial de prensa marroquí MAP tildó de "activistas pro Polisario" a los cuatro parlamentarios catalanes a los que las autoridades marroquíes impidieron hoy desembarcar en el aeropuerto de El Aaiún.

El despacho de la agencia indicó que las autoridades marroquíes habían advertido de que los miembros de esta delegación "no eran bienvenidos" y que el ministerio español de Exteriores lo consideraba también "inoportuno".

"Manteniendo este desplazamiento provocador, estos individuos pretendían con toda evidencia destilar su veneno en el tejido marroquí saharaui, sembrar la cizaña, y sobre todo comprometer la visita anunciada durante su última visita a España (el pasado lunes) del ministro marroquí de Exteriores, Mohamed Benaissa, de una delegación parlamentaria española creíble y representativa de todas las sensibilidades políticas", señala.

A pesar de todo, una delegación compuesta por miembors del Congreso y del Senado viajará a El Aaiún, esta vez con el benepácito de las autoridades marroquíes.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento