Aumento de plantilla
Con el plan de negocio Track 22, McLaren prevé ampliar su plantilla en alrededor de 500 personas, añadiendo un nuevo turno a su planta de producción. MCLAREN

Una de las firmas del mundo del automóvil más tradicionalmente asociadas a la deportividad y la potencia, McLaren, se ha aliado con BMW para dar un paso más en la consecución de motores respetuosos con el medio ambiente. McLaren, actualmente cara visible del equipo de Honda en Formula 1, ha anunciado un acuerdo de colaboración con cinco compañías (además de una universidad de Reino Unido) con las que trabajará en el diseño y desarrollo de una nueva generación de motores.

Entre las empresas que formarán parte del proyecto junto a McLaren destaca la automovilística alemana BMW. Según informa CarBuzz, pese a los rumores que circularon previamente, esta unión empresarial no tiene nada que ver con la fabricación de un nuevo supercoche. De hecho, McLaren vendió en 2016 3.286 coches, lo que supuso un incremento de sus ventas de un 99.3% respecto a 2015.

El objetivo de McLaren es claro: aumentar el rendimiento de sus motores al mismo tiempo que se reducen las emisiones. Esta ambiciosa meta tiene como hito a medio plazo el desarrollo de una generación de motores incluida en el plan de negocio de la compañía llamado Track 22, tal como afirmó Mike Flewitt, CEO de McLaren, en unas declaraciones recogidas por el mismo medio.

Expansión

Como su propio nombre indica, el programa Track 22 prevé estar listo y materializado en el mercado para el año 2022. Pero el motor que prepara McLaren junto a BMW y otras compañías es solamente una de las aristas de este plan de negocio. En el horizonte, un dato claro: pasar de los 1.600 coches que la compañía vendió en 2015 a más de 5.000, el triple. Por ahora, están en el camino, tras prácticamente haber doblado sus ventas en el primer año de desarrollo del plan.

Para lograrlo, la compañía va a aumentar su plantilla un 33%. Desde mediados del pasado año 2016 comenzó a crecer la empresa, que por entonces tenía unos 1.500 trabajadores, para incorporar a 500 más que trabajarán en un segundo turno de su fábrica de Woking, al suroeste de Londres. En total, McLaren prevé invertir alrededor de 1.000 millones de libras, de los que una cuarta parte serán destinados íntegramente a investigación y desarrollo de nuevas tecnologías.

En total, en los próximos cinco años McLaren pretende sacar al mercado un total de 15 modelos nuevos (o actualizaciones de algunos ya existentes), de los que al menos la mitad serán híbridos. El propio Flewitt también habló, cuando se presentó el plan Track 22, de los avances en el trabajo de un prototipo cuyo objetivo es evaluar los beneficios de un motor exclusivamente eléctrico en el futuro.

Así, el fabricante británico de coches deportivos de lujo busca ampliar su espectro: por medio de asociaciones estratégicas como la que ha firmado con BMW, implementará progresivamente innovaciones tecnológicas en sus coches, que le permitirán mostrarse como un proveedor de vehículos útiles para el día a día y no únicamente enfocados a su rendimiento, el cual es difícil exprimir fuera de circuitos.