LANZAMIENTO DE SEMILLAS CON EL DRON
Las semillas que lanza el dron van metidas en unas cápsulas biodegradables. Estos recipientes aportan nutrientes en los primeros días de germinación de la semilla. BIOCARBON ENGINEERING

La reforestación es uno de los problemas a los que se enfrenta nuestro planeta. Se estima que cada año se queman más de 26.000 millones de árboles. Sin embargo, las cifras de replantación no son las mismas. La reforestación requiere mucha mano de obra y es un proceso lento si se pretenden cubrir grandes extensiones. La empresa BioCarbon Engineering, con sede en Reino Unido, cree que los drones pueden ser de gran ayuda para la reforestación.

La empresa fundada por un exingeniero de la NASA, Lauren Fletcher, tiene como objetivo reforestar el planeta usando drones. Ha aprovechado su experiencia en la Agencia Espacial para intentar lograr una ambiciosa meta a favor del equilibrio del planeta Tierra: utiliza la tecnología de las aeronaves no tripuladas para ejecutar un plan de inseminación en territorios fértiles que podría replantar hasta 36.000 árboles por dron.

El proceso de la reforestación comenzaría con un dron que se encargaría de analizar y mapear el terreno para conocer la topografía y las características de la zona. A continuación, esta información se procesa con los cálculos de un algoritmo que genera una estrategia de siembra con un sistema de precisión. Una vez completada esta fase, un dron de mayor potencia sobrevuela los terrenos fértiles a una altura de dos o tres metros por encima del suelo, soltando una serie de vainas con semillas pregerminadas que, al contacto con la tierra, dan origen a un nuevo árbol.

El proceso de la reforestación comenzaría con un drone que se encargaría de analizar y mapear el terreno para conocer la topografía y las características de la zona. Esta información sería procesada por un algoritmo que iría generando una estrategia de siembre con un sistema de precisión.

Su modelo de distribución de semillas sería capaz de plantar mil millones en un año si todo se ejectua de acuerdo con el plan actual y si se utilizan varios drones a la vez en el proceso. Se trataría de una forma mucho más eficaz y rápida de replantar en zonas de difícil acceso por tierra, además de más barato que enviar una gran cantidad de equipo humano.

La empresa deja claro que no quiere sustituir el trabajo de las personas, sino complementarlo. Este servicio costaría un 75% menos que el presupuesto actual dedicado a refosterar con los métodos tradicionales.

De momento, BioCarbon tiene como objetivo replantar una zona en el sur de África.