Un equipo de científicos de Singapur ha creado un laboratorio del tamaño de la palma de una mano capaz de detectar la gripe aviar en menos de 30 minutos.

Portavoces del Instituto de Bioingeniería y Nanotecnología de Singapur indican que el aparato cuenta con un chip que puede analizar en ese tiempo muestras de los líquidos de la garganta del paciente obtenidos mediante un algodón.

Juergen Pipper, uno de los investigadores, señaló al rotativo 'The Straits Times' que el dispositivo puede hallar la presencia de la enfermedad en personas y animales incluso en su estado inicial, cuando afloran los primeros síntomas del virus.

Es proceso es más barato que los test comercializados

Puede además ser utilizado en cualquier tipo de localización y es diez veces más rápido y entre 40 y cien veces más barato que los test comercializados hasta el momento para constatar la presencia de la gripe aviar.

El detector, cuyo proceso de elaboración ha sido publicado en la prestigiosa revista científica Nature Medicine , ha sido recibido por la comunidad científica como un importante arma para combatir al virus H5N1.

Un total de 200 personas han muerto en todo el mundo a causa de la gripe aviar e Indonesia es el país más castigado por la enfermedad con 85 muertes.