El primer bebé de Europa sometido a cirugía fetal abierta para corregir la espina bífida que padecía, una intervención que se produjo a las 27 semanas de gestación, ha nacido en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras una cesárea sin complicaciones.

El recién nacido es una niña, que se llama María y vino al mundo ayer tras 33 semanas de gestación, con 2 kilos y 75 gramos de peso y 40 centímetros de altura.

María es el primer bebé que nace en Europa tras ser intervenido  con esta técnica
María es el primer bebé que nace en Europa tras ser intervenido para la corrección del mielomeningocele o espina bífida que sufría, según la información facilitada hoy por la consejera andaluza de Salud, María José Montero.


En la intervención quirúrgica, que se realizó el 31 de julio, participaron las unidades de neurocirugía pediátrica, genética y reproducción, ginecología y obstetricia, cirugía pediátrica, anestesiología y la de gestión clínica de neonatología del Hospital Universitario Virgen del Rocío, que contó con asesoramiento de especialistas de Brasil y Estados Unidos.