Adobe Flash
Mensaje de error de Adobe Flash Player. ARCHIVO

Esta semana, Google acaba de dar una nueva señal del inminente final del formato Flash de Adobe, aquel contra el que Steve Jobs tuvo una lucha encarnizada. El gigante de internet ha anunciado que dejará de aceptar anuncios hechos en Flash, ni en la plataforma DoubleClick ni en Google Display Network, la red que gestiona los anuncios de Adwords.

"Durante los últimos años, hemos sacado herramientas para empujar a los anunciantes a usar HTML5, de forma que pudieran llegar a la mayor audiencia posible a través de las pantallas de anuncios. Para asegurar la experiencia de navegación para más personas en más dispositivos, Google Display Network y DoubleClick Digital Marketing van a funcionar al cien por cien con HTML5", ha anunciado la compañía a través de un comunicado en Google AdWords.

Ya hace años que la sustitución de Flash por contenidos realizados en HTML5 se da por hecho, pero el formato resisteA partir del próximo 30 de junio de 2016, todos los anuncios que funcionan con Flash no se podrán seguir subiendo a estas plataformas. Aunque será el 2 de enero de 2017 el día en el que dichos anuncios dejarán de mostrarse en las plataformas de Google..

Ya hace años que la sustitución de Flash por contenidos realizados en HTML5 se da por hecho, pero el veterano formato de Adobe parece que se resiste a desaparecer del todo, incluso cuando la propia compañía desarrolladora ha dicho ya en varias ocasiones que la dejaría a un lado para centrarse en tecnologías más modernas.

El pasado diciembre, después de que, en julio de 2015, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) alertara de un fallo de seguridad en Adobe Flash Player, Adobe volvió a insisitir en su intención de centrarse en HTML5, aunque sin dejar de dar soporte a Adobe. Ese mismo mes la compañía lanzó un parche para solucionar 18 fallos de seguridad, cerrando así el año 2015 con 316 errores encontrados en total.

Facebook ya tomo esta misma decisión hace poco. El pasado diciembre hizo pública su intención de dejar de usar Flash en sus vídeos y pasar también al HTML5.