Necesitará unos cuatro meses antes de volver a caminar con nornalidad.

Al Clínic llegó después de que en el hospital Perecamps le diagnosticaran por la mañana «un esguince». En urgencias del centro le pusieron una tobillera,
 Mi hija tenía el viernes los tobillos hinchados como botas»

manuel armesto

Padre de la accidentada
le dieron un Gelocatil y la enviaron a casa, según explicó ayer a 20 minutos la trabajadora social de la Fundació Artesà que la acompañó, junto a  una monitora, tras sufrir una caída haciendo deporte en el pabellón del Raval.


Josefa trabaja en el centro ocupacional que tiene esta fundación y la gimnasia forma parte de la rehabilitación que recibe.

Sin radiografías

En Perecamps no le hicieron radiografía «porque la máquina no funcionaba», según explicaban ayer desde
 Queremos que Salut nos dé una explicación de lo sucedido»

Miquel carrillo
Gerente Fundació Artesà

la fundación. «Les preguntamos dos veces si no era necesario llevarla a otro médico y nos dijeron que la lleváramos a casa», afirmaron. Ante los signos de dolor de la accidentada, sus acompañantes decidieron llevarla al Clínic, donde ha estado cinco días.

Ahora le esperan 40 o 45 días sin caminar y unos cuatro meses de recuperación. «Los médicos nos han dicho que quedará bien», afirmaba ayer su padre, Manuel, una vez superado el susto.

 

Presentarán una reclamación

La Fundació Artesà presentará una carta al Departament de Salut para que les aclare los hechos ocurridos en el servicio de urgencias del hospital Perecamps. En esta actuación cuenta con el apoyo de la Unió d’Associacions de Veïns del Poble Sec. «Pediremos explicaciones a Salut», manifestó el gerente de la Fundació Artesà, Miquel Carrillo. También se estudia presentar una denuncia contra el hospital. El padre de Josefa no lo tenía ayer tan claro. «Tengo que pensar qué haré. A mí no me gusta hacer daño a nadie, pero...», comentaba.