Más de 9,2 millones de turistas visitaron España en agosto
Una pareja de turistas se fotografía en la Plaza de España de Madrid. JORGE PARÍS

La 36º edición de FITUR arranca hoy en Madrid con unos resultados excelentes para el sector y con unas expectativas aún mejores. Expositores, empresas, visitantes y autoridades tendrán la oportunidad de comprobarlo hasta el  domingo día 24, que terminará  una de las ferias de turismo más relevantes del mundo.

Las estadísticas que se pueden exhibir son realmente atractivas. Millones de turistas ponen rumbo a España cada año. En 2014 se batió récord de visitantes extranjeros, y en 2015 volverá a suceder con la llegada de 68 millones de personas, según las estimaciones iniciales. El país, que ofrece multitud de posibilidades con su clima, sus playas, su gastronomía, monumentos, museos, cultura y actividades, ha encandilado no sólo a quienes nos contemplan  desde fuera de nuestras fronteras.

Los españoles realizaron más de 125 millones de viajes a lo largo y ancho de su país hasta septiembre del pasado ejercicio. Suponen el 91% de sus salidas, frente a solo el 9% de sus destinos internacionales. Las expectativas son de un crecimiento del 5% de la demanda  en el año.

El turismo interno, sin embargo, aún tiene potencial para recuperar, puesto que en 2008 y 2009, los dos primeros años de la crisis económica, los residentes realizaron un 11% y 26% más de trayectos, respectivamente.

España es el tercer país del mundo más visitado por los turistas extranjeros En cualquier caso, para unos y otros, España se ha convertido en un lugar idílico para el disfrute vacacional. Es el tercer país del mundo más visitado por los turistas extranjeros, tan sólo superado por Francia y Estados Unidos.

Además, en 2015 pasó a ocupar el primer puesto en el ranking mundial de competitividad  que elabora el Foro Económico Mundial (The World Economic Forum). El avance ha sido muy importante, ya que en 2011 se situaba en la octava posición.

Los expertos han valorado en España la riqueza de sus recursos culturales, sus infraestructuras y la adaptación a los hábitos de consumo digitales, después de analizar la oferta vacacional de 141 países de todo el mundo.

Es evidente que el sector turístico es uno de los que tiene mayor peso en la economía. Supone el  11% del PIB a nivel nacional y el 12% del empleo, aunque hay comunidades como Canarias y Baleares donde ambos porcentajes superan el 30%. El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, que agrupa a empresas referentes del sector, José Luis Zoreda, declaró la semana pasada en  una presentación a los medios de comunicación sobre la actividad en 2015, que «el turismo lidera la generación de empleo neto, ya que uno de cada siete nuevos puestos de trabajo en España fueron creados por el sector el pasado año»; en total fueron 73.343, un 5,5% más que en 2014. La cifra global de afiliados a la Seguridad Social es de 1,4 millones.

Crecen los ingresos

Es por tanto importante que desde fueran vengan a visitar nuestro país. Pero aún lo es más el gasto que hagan. Las estadísticas que elabora el INE, indican que los ingresos por turismo rozaron hasta noviembre los 64.000 millones de euros, un 6,4% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Por su parte, los españoles que viajaron al extranjero en 2015 desembolsaron más de 13.000 millones de euros hasta octubre, según la balanza de Pagos del Banco de España, importe que refleja un crecimiento del 16%.

Extranjeros y españoles  coinciden en parte de la selección de sus destinos de ocio. Los primeros eligen, por este orden, Cataluña, Islas Baleares, Canarias, Andalucía, y las Comunidades  Valenciana y de Madrid.

Los turistas nacionales eligen Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Madrid Por su parte, los lugares más solicitados por los residentes se localizan en Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León, y Madrid. Para éstos, Canarias y las Islas Baleares suponen el 3,1% y  2,1% del total de los viajes que realizan.

Cuando el español sale  fuera de nuestras fronteras elige principalmente Nueva York,  Roma, París, Londres, Florencia, Venecia y Milán.

La procedencia del turista internacional se centra en  Europa, con especial incidencia del inglés, francés y alemán. El estadounidense o el del resto del mundo apenas supone el 2,23% y 5% sobre el total.

Mientras, en nuestro país, son los madrileños, catalanes y andaluces los que más viajan. Y los que menos vacaciones disfrutan fueran de sus comunidades son los que viven en Cantabria, Islas Baleares, Extremadura y Asturias.

En 2015 sucedieron hechos concretos que han favorecido al mercado español. Por ejemplo, la amenaza terrorista de países  competidores como Túnez, Egipto, y Turquía -lugar que hace apenas una semana sufrió un ataque con 10 víctimas-  ha desviado algunos  turistas hacia nuestro país;   se calcula que hasta seis millones. Lógicamente, la mejora económica también ha influido, así como la altas temperaturas, inusuales, registradas durante el otoño e inicio del invierno.

Los turistas que vienen a España buscan, ante todo, sol y playa. «Entre un tercio y la mitad del crecimiento se explica por esto», aseguró José Luis Zoreda en alusión a la situación turística en Túnez, Egipto o Turquía.

El motivo principal para viajar del residente es el ocio o las vacaciones tanto si se queda como si sale al exterior. También lo hace con frecuencia para visitar a amigos y familiares. Y en ambos casos, el hotel y la vivienda de alquiler son los establecimientos preferidos.

Sol, mar, playa, descanso, relax, un refresco, una cerveza, un libro... es lo que más nos gusta en vacaciones. Situaciones que están más pronto de producirse en su entorno de lo que imagina. La Semana Santa y el verano están a la vuelta de la esquina.