Comercio electrónico
Un teclado con el dibujo de un carrito de la compra. FINANCIALRED

Tags o palabras clave. Crecimiento. Puerta al futuro. Presente que se rinde a la potencia de los datos. Una salida u oportunidad para vendedor y cliente. Soplo de modernidad. Un puente sin límites. Múltiples dispositivos. Una tecla de 'compra'... Es el e-commerce.

El comercio electrónico ha convertido el mundo en un escaparate infinito y ha revolucionado la relación entre comprador y vendedor. Un negocio que hace una década comenzó de forma marginal en España y que en los últimos años ha traído la sorpresa: somos la cuarta potencia europea en volumen de ventas, con 68 millones de transacciones en el cuarto trimestre de 2014, y uno de los países europeos con mejor previsión.

El comercio electrónico móvil aumentará un 48% en España durante 2015, según PayPal Están siendo años de crecimiento –algunos lo califican de "meteórico"– navegando contra esta crisis huracán (creció un 72% durante los peores años), buscando un espacio en el mercado global. Todo gracias al buen hacer de los comerciantes y a que el comprador español se siente más cómodo usando la Red.

Continúa el ritmo alcista en este sector que aumentó en España un 24,8% respecto a 2013, con cifras que se acercaron a los 16 millones de euros en 2014, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Queda trabajo por hacer, sin embargo. Evolución. Crecimiento. Oportunidad... Son las señas, previsiones para los próximos años, en un negocio que prevé triplicar sus ventas en el mundo para 2020.

Los analistas auguran la misma senda de creci- miento en la siguiente década, especialmente en Europa y América del Norte, con un aumento en torno al 18,7% en el espacio europeo, según un estudio de RetailMeNot.

El sector turístico y viajero es el que consigue mayores ingresos en España, seguido de la ropa, que asciende posiciones, y el marketing online, pero el pequeño comercio y los emprendedores están contraatacando y buscando su espacio. El 55,6% de los 26.286 millones de euros que movió la economía digital española en 2013 pertenecían al comercio electrónico, según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la SI (ONTSI). España se encuentra en la lista de los 25 países más atractivos para este negocio, como constata el informe 2015 Global Retail E-Commerce Index.

Seguimos lejos de la implantación que tienen países como el Reino Unido y Dinamarca, con un 77% de su población comprando en Internet, pero los expertos consideran que el mercado español crecerá cerca del 20%, por encima de la media europea, hasta 2017, mientras que las tiendas físicas ralentizarán su expansión.

España crecerá por encima de la media de la UE en el 'e-commerce' No obstante, en el primer trimestre de 2015, solo el 18,1% de las empresas ofrecían la posibilidad de realizar pedidos o reservas online, y el 44% de las pymes todavía no vendían online, apunta la Escuela de Negocios Foro Economía Digital (FED). Es la cara y la cruz. El nicho de mercado es amplio, el margen puede explotarse.

Los consumidores compran con mayor frecuencia y por importes más elevados, aunque se mantienen tímidos frente al gasto de suecos y británicos, que superan los 1.000 euros anuales. En 2015, el español destinará entre 600 y 900 euros a compras online. La media europea se sitúa en torno a los 1.200 euros por cabeza, aunque varía en función del estudio.

Los sistemas de pago y tecnologías están sufriendo una revolución, desarrollándose con fuerza el uso del móvil (que se prevé que alcance el 33% de todas las operaciones) y la irrupción de las tarjetas prepago. Los españoles siguen eligiendo la Unión Europea como origen predilecto de sus compras electrónicas cuando deciden hacerlo fuera. El 90,6% de las operaciones desde España hacia el exterior se dirigieron en 2014 a algún país miembro.

El otro destino predilecto sigue siendo EE UU (3,9%). La venta hacia el exterior de webs españolas también aumentó, muy enfocadas hacia la UE (74%), según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. El uso de múltiples dispositivos es otra tendencia al alza, sobre todo en relación a las tablets y los smartphones (estamos a la cabeza de Europa en intención de compras, según la consultora Nielsen). Las redes sociales están jugando una baza importante y la logística se convierte en otra pieza clave del puzzle.

Todo en un mercado en clara ascensión en el que algunos estudios ya sitúan a 19 millones de españoles comprando, comparando, buscando, encontrando, con un 67% de la población que usará Internet sin miedo al futuro.