La crítica bendice a George Lucas por el final de su saga

"Soberbia", "conmovedora" o "completamente completa" son algunos de los calificativos que la crítica de cine ha dedicado a La venganza de los sith, la sexta película (tercera en orden cronológico) de la sala La guerra de las galaxias. Un film que ha logrado lo que no consiguieron los dos primeros episodios: contentar a sus fans.
Anakin y Padme, en un fotograma de la película (foto: Lucasfilm)
Anakin y Padme, en un fotograma de la película (foto: Lucasfilm)
20 Minutos

La gran mayoría de las críticas de todo el mundo destacan que La venganza de los sith supera a sus predecesoras (La amenaza fantasma y El ataque de los clones), aunque las alabanzas son mayores o menores, en función del medio.

En La Vanguardia, Jordi Batlle destaca sobre todo la media hora final de la película: “soberbia, conmovedora. En justa correspondencia con la oscuridad que atrapa al protagonista, la película se ennegrece, se endurece: es el tramo más cruel de todos los episodios”. “Un magnífico punto final a casi treinta años de monumentalidad, pone la carne de gallina al seguidor de la saga”, dice.

“Golazo por la escuadra de Anakin a la República” titula Rodríguez Marchante su crítica en el diario ABC. “Es completamente completa”, dice, antes de identificar “el deseo brutal e insoportable de protagonista de situarse en el lado oscuro, de dejarse tentar por el mal para ver que pasa” como el eje central de la película.

Hayden Christensen (Darth Vader) es un patán, que lo destroza todo con su insulsa presencia
Menos indulgente es Alex de la Iglesia,
en El País. Sobre todo con los
actores. De Hayden Christensen (Anakin Skywalker) dice que “es un patán, un
miscasting imperdonable, que lo destroza todo con su insulsa presencia, sí. Lo reconozco”.

Con Ewan MacGregor no se queda atrás: “tampoco lo hace mucho mejor. Son particularmente dolorosas las secuencias en las que tienen que reflejar los conflictos de sus personajes, que son muchas”.

Quim Casas, en El Periódico de Catalunya, destaca el, a su juicio, punto culminante del film: “los 140 minutos que dura están concebidos para una sola imagen, aquella que esperan impacientes todos los fans de la serie: el momento en que el impulsivo jedi Anakin Skywalker deja de tener la juvenil cara del actor Hayden Christensen para convertirse en Darth Vader, el dominador del lado oscuro de la fuerza”.

Sin embargo, reconoce que George Lucas, su director, “es mejor creador de conceptos que guionista”, algo que echa en falta a lo largo de la proyección. Aunque concluye: “Aun así, el goce del espectador está asegurado”.

En el resto del mundo

Al otro lado del Atlántico, Pablo O. Scholz, crítico de cine del diario argentino Clarín, explica un sentir general de muchos de los fans más acérrimos de la saga: “Como si los Episodios I y II hubieran sido unas pesadillas, en el III Lucas hace todo como un sueño”.

“Nunca el sable láser, con sus colores, el saltito de los Jedi en plena pelea, la sabiduría del maestro Yoda habían tenido el sentido que en Episodio III y estimulado tanto la imaginación del espectador. Lucas entendió que esto es entretenimiento y, al fin, obró en consecuencia”, concluye.

El sentimiento de desazón enmendado es también la idea que gira en torno al comentario de A. O. Scot en The New York Times, quien llega a decir que es la mejor de las cuatro películas de la saga dirigidas por George Lucas (los cuatro primeros episodios), y sólo es superada por El Imperio Contraataca. Detecta, además, que Lucas “se ha vuelto más oscuro”.

The New Yorker también reconoce que el tercero de los episodios galácticos es mejor que los dos anteriores. "pero es como decir que morir de causas naturales es mejor que morir crucificado", ironiza la publicación.

El tercer episodio de la saga está colosalmente inflado
Más duro es Peter Bradshaw
en The Guardian. Tras darle a la película la peor nota de las posibles, dice que el tercer episodio de la saga
está “colosalmente inflado”. Arremete contra sus actores y frases del guión para concluir diciendo que “es deprimente comparar cualquiera de las últimas películas con la diversión y el gusto de Harrison Ford, Carrie Fisher o Mark Hamill en la primera película”.

Eso es lo que dice la crítica, porque los fans de la saga ya se han encargado de poner en IMBd, el portal especializado en cine, su propia nota: 8,2. Una nota alta, aunque a medio punto de distancia de La guerra de las galaxias (episodio IV) y El Imperio contraataca (episodio V), puntuadas con 8,7 en su particular lista de las 250 mejores películas de la historia. Quizás el tiempo la ponga a su altura. O no.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento