Las bombas de ETA persiguen la extorsión de los empresarios vascos, según el Gobierno

Una bomba ha hecho explosión esta madrugada junto a la casa delpropietario de la empresa Gráficas Otzarreta, en Zarautz (Guipúzcoa).El atentado no causó víctimas. La Ertzaintza ha desactivado otra bombaen las cercanías del restaurante Aiten-etxe. El Gobierno ya ha atribuido la autoría a ETA.
La familia del empresario de Gráficas Otzarreta fue evacuada de sudomicilio. La bomba causó daños en el muro que separa la casa de unasvías de tren.

Otra bombahabía sido desactivada por la Ertzaintza
en el parque Muntxo, en lascercanías del restaurante Aiten-etxe, ubicado a las afueras de la localidadguipuzcoana.

La Ertzaintza acordonó la zona y, después de examinar elartefacto, logró desactivarlo. Se trataba de una bomba compuesta por
dos kilos de cloratita, explosivo utilizado habitualmente por ETA, untemporizador y un detonador, todo ello reforzado con explosivoplástico. El artefacto estaba programado para que hiciera explosiónsobre las cinco y media de la madrugada.

Estos atentados se suman a los
sufridos el pasado fin de semana por elsector empresarial vasco en la misma provincia de Guipúzcoa. Cuatroempresas fueron sacudidas por un cadena de explosiones en laslocalidades de Beasain, Vergara, Soraluce y Elgoibar. Esta última, queafectó a un depósito de ácido, obligó a hospitalizar a dos agentes y unvigilante.

Los ataques de esta madrugada no han sido aún reivindicados.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento