Julio Alonso, de Merodeando.com
Julio Alonso, de Merodeando.com. (JORGE PARÍS) JORGE PARÍS

El pasado mes de febrero, el bloguero Julio Alonso recibió un burofax de la SGAE en el que se le pedía que retirara una entrada de su blog titulada "SGAE=ladrones" y todos sus comentarios, ya que la entidad de gestión lo consideraba una "difamación".

La SGAE ha decidido seguir adelante con la demanda, como explica Julio Alonso en su blog.

Desde la entidad se pretendía que el autor cambiase el post por completo "y presentar a la SGAE como víctima de una conspiración injusta en su contra", peticiones ante las que el autor se negó.

La notificación recibida por Julio Alonso supone la admisión a trámite de la demanda de protección del derecho al honor que interpuso la SGAE.

Le reclaman 9.000 euros, las costas del juicio, retirar el post y publicar una rectificación.

El comienzo

La disputa comenzó por la llamada técnica de Google bomb por la que, si se buscaba la palabra ladrones en Google, el primer resultado que se mostraba era la página web de la SGAE.

Con la decisión del famoso buscador de acabar con el Google bombing, si se buscaba el concepto 'ladrones' en Google, el primer resultado que aparecía era una entrada del blog merodeando.com titulado "SGAE=ladrones", un hecho ante el que la SGAE decidió tomar medidas.

El burobax inicial remitido por el de la SGAE especificaba lo siguiente:

"además de difamar a esta entidad, promociona un "Google bombing contra SGAE" y establece un enlace directo entre el término "ladrones y la página web de mi mandante".

Buscar ahora en Google

En este momento, si se busca en Google la palabra "ladrones" , el post de Julio Alonso aparece en tercer lugar, y la página de la SGAE en cuarto.

Al final de la web, el buscador indica que han retirado dos resultados de la búsqueda en cuestión por un requerimiento legal.