La Comisión Europea tiene previsto sancionar a Telefónica por abusar de su posición de dominio en el mercado español de acceso a internet por banda ancha, al imponer a sus competidores precios excesivos para acceder a su red.

Fuentes conocedoras del expediente indicaron que el Ejecutivo comunitario tomará la decisión previsiblemente en la primera semana de julio.

Desde la Comisión, el portavoz de Competencia, Jonathan Todd, rehusó comentar la información.

En febrero del año pasado, Bruselas acusó formalmente a la operadora, la única que tiene red de banda ancha con cobertura en toda España, de prácticas contrarias a la competencia y le invitó a defenderse.

Según la investigación llevada a cabo por la Comisión, desde 2001 la diferencia entre los precios mayoristas que cobra Telefónica a sus competidores por el acceso a la infraestructura de banda ancha y las tarifas minoristas resulta insuficiente para cubrir el coste por el suministro de dichos servicios minoristas.

Bruselas considera que, al reducir los márgenes al mínimo, Telefónica impide a las compañías que pretenden entrar en ese mercado y que deben utilizar su infraestructura competir en el mercado minorista.

La intención de la Comisión de multar a Telefónica indica que los argumentos esgrimidos por la operadora no han convencido a las autoridades europeas de Competencia.