La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el pasado miércoles que España, como muchos otros países europeos, podría evitar en torno al 14% de las muertes y nuevos enfermos vinculados a riesgos ambientales con más medidas públicas que combinen sanidad y protección del medio ambiente.

Se trata del primer informe que analiza el impacto medioambiental sobre la salud en todos los países, entre los que se incluyen factores como el mal estado del agua, la polución en los medios urbanos o la existencia de transmisores de enfermedades como la malaria.

El Ministerio de Medioambiente tiene políticas muy innovadoras

Sobre el caso concreto de España, la directora de Salud Pública y Medioambiente de la OMS, Maria Neira, afirmó que "el Ministerio de Medioambiente tiene políticas muy innovadoras y desde allí se ha entendido perfectamente los vínculos que hay entre naturaleza y salud pública".

Neira señaló también que "España se ha posicionado muy fuerte en ambiente y cambio climático", al tiempo que indicó que ahora "lo que la gente tiene que ver es que cuando en el sector público se invierte en un autobús, se está invirtiendo en salud pública".

"La sociedad tiene que darse cuenta de que con mejores políticas de transportes públicos, se logran mejores condiciones atmosféricas y que con esa mejora, también se consigue, por ejemplo, que disminuya el asma entre los niños", precisó Neira.

Estrategia de la ONU

La responsable de Salud Pública de la OMS adelantó que la agencia de la ONU "prepara una estrategia global para la protección de la salud pública frente al cambio climático. Ahora que se habla tanto de cambio climático hay que empezar a mejorar el ámbito sanitario".

El documento de la agencia sanitaria de la ONU indica también que el uso de energías limpias como el gas o la electricidad, mejores aparatos de cocina, mejorar la ventilación o modificar comportamientos, como alejar a los niños de los humos, pueden tener un impacto sobre las infecciones respiratorias y otras enfermedades infantiles.

El factor más letal entre los españoles es la contaminación de las ciudades

La subdirectora de Desarrollo Sostenible y Entornos Saludables de la OMS, Suzanne Weber-Mosdorf, indicó en conferencia de prensa que este informe , presentado en Ginebra, representa "un primer paso para que se desarrollen intervenciones efectivas a nivel nacional para reducir las muertes que son evitables".

El factor más letal entre los españoles es la contaminación de las ciudades, que causa directa o indirectamente 5.800 muertes al año, según la OMS.

No obstante, España se encuentra entre los países con menor índice de impacto en la salud de factores medioambientales de riesgo, ya que solo a 17 de cada 1.000 personas al año se les diagnostican enfermedades o fallecen a causa de problemas relacionados con el entorno en el que viven.

A nivel mundial, el índice más bajo, de 14 muertes o nuevos enfermos por 1.000 habitantes, lo tiene Islandia, mientras que el peor, 316, pertenece a Sierra Leona.

Las enfermedades cardiovasculares es la dolencia con mayor impacto en España, ya provocan 2,5 nuevos casos o fallecimientos por cada mil habitantes al año, seguido del cáncer (2,5) y de los desordenes neuropsiquiátricos (2,1).

El informe de la OMS también señala que la esperanza de vida de los españoles es de 80 años y que la mortalidad de los niños menores de cinco años es de cinco sobre mil.

A nivel mundial, los países ricos están más afectados por riesgos medioambientales relacionados con la contaminación de las ciudades o los hábitos de vida, que producen problemas cardiovasculares, respiratorios o estrés.

Dolencias evitables

En la Unión Europa (UE), entre el 13% y el 20% de muertes y dolencias se podrían evitar con medidas encaminadas a mejorar los factores medioambientales, según la OMS.

Chipre es el país que tiene una menor carga de enfermos y muertos evitables

Chipre es el país que tiene una menor carga de enfermos y muertos evitables, ya que solo representan el 13%, mientras que en Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Alemania, Irlanda, Italia Malta, holanda, Polonia, Suecia y Reino Unido el porcentaje es del 14%.

En República Checa, Finlandia y Luxemburgo el indicador de fallecimientos y enfermos evitables es del 15%, mientras que en Bulgaria, Grecia, Hungría y Eslovaquia asciende al 16%.

Les siguen Polonia y Rumanía, (ambas con un 17%), Letonia (18), Lituania y Albania (ambas 19) y Estonia (20).