En Alemania ya hay paredes que repelen la orina contra quienes mean en la calle

  • Un grupo de vecinos del barrio de St. Pauli de Hamburgo ha empleado repelente de líquidos en las paredes de varias calles.
  • El barrio es uno de los que más fama tienen en toda Europa por sus clubes nocturnos y el ambiente festivo de madrugada.
Ejemplo visual sobre como funciona este proyecto para evitar que la gente orine en las calles de Hamburgo.
Ejemplo visual sobre como funciona este proyecto para evitar que la gente orine en las calles de Hamburgo.
St. Pauli's Community of Interest

El barrio de St. Pauli de Hamburgo es uno de los que más fama tienen en toda Europa por sus clubes nocturnos y el ambiente festivo de madrugada. Algo que favorece las conductas incívicas de muchos de los que allí acuden. Una de estas conductas, orinar en las calles, podría tener los días contados gracias a una iniciativa lanzada por vecinos del barrio.

Julia Staron, una de las vecinas, organizó un grupo local para impulsar la utilización de Ultra Ever Dry, un potente pigmento con gran poder hidrofóbico con capacidad para repeler todo líquido.

La idea era pintar paredes de algunas zonas de este barrio para que cuando alguien mease en el lugar, la orina rebotase en la pared y manchase a la persona, en un intento por persuadirle.

"Cada vez más gente mea en las calles y la situación se estaba haciendo insoportable", comentaba esta semana Staron a la agencia Reuters. La iniciativa ya está en marcha, con carteles de aviso en las paredes pintadas. Varios vecinos han bautizado el proyecto como Wildpinkler.

Esta tecnología, también usada en la industria naval, no es precisamente barata. "Pintar 19 metros cuadrados cuesta alrededor de 500 euros, por eso hemos buscado ayuda económica en grandes empresas". Uno de esos apoyos se lo ha ofrecido la marca de automviles Nissan, que emplea este recubrimiento en algunos de sus modelos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento